Arcelor asegura que sus emisiones se reducirán hasta un 80% en cuatro años

Arcelor asegura que sus emisiones se reducirán hasta un 80% en cuatro años
Baterías de cok de las instalaciones de ArcelorMittal en Gijón. / PALOMA UCHA

EdP remarca que «siempre hemos cumplido con la legislación», aunque dice desconocer aún la propuesta para su nueva autorización ambiental

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

Después de que el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, anunciara el martes que la nueva autorización ambiental integrada para la factoría de ArcelorMittal en Veriña exigirá una reducción de sus emisiones a la atmósfera del 40%, la compañía siderúrgica destacó ayer que su programa de inversiones para los próximos cuatro años va incluso más allá de esa cifra. «El plan de mejora ambiental que presentamos en diciembre, acordado con la consejería, prevé que las emisiones canalizadas -las que salen por las chimeneas- disminuyan en torno a un 80% y las difusas un 50%», explicó un portavoz de la empresa. La actuación más destacada afectará al sínter, «pero hasta 2022 habrá una serie de inversiones ambientales para atacar los principales focos, como los hornos altos y las baterías de cok». ArcelorMittal señala que las alegaciones que haga a la propuesta de autorización ambiental, que el Principado prevé aprobar en seis meses, serán «de carácter técnico, porque estamos de acuerdo en el fondo de la cuestión».

Desde EdP, cuya térmica de Aboño tendrá que afrontar, según el Principado, una reducción de sus emisiones del 70%, indicaron que «siempre hemos cumplido la legislación». Su portavoz señaló que «nuestra disposición es la mejor» y recordó que la empresa ya ha invertido más de doscientos millones de euros en mejoras ambientales en sus instalaciones en la región, incluido Gijón, con las plantas de desnitrificación, «con reducciones de emisiones de hasta el 90%» y desulfuración. La empresa, no obstante, asegura no haber recibido aún una propuesta concreta relativa a su futura autorización ambiental integrada, a pesar de lo anunciado por el consejero en el debate público sobre calidad del aire celebrado el martes en la Escuela de Comercio.

En lo que respecta a la cementera de Tudela Veguín, tercera instalación señalada por Lastra, el grupo Masaveu pospuso cualquier valoración «hasta que esté aprobada» la nueva autorización ambiental integrada.

Más inspección

José Luis Fernández, 'Aguirre', de la Plataforma contra la Contaminación de Xixón, consideró positivo «que las empresas adopten las técnicas más eficientes para no contaminar», si bien cree que a pesar de lo anunciado «con las baterías de cok y la central de gas reciclado los niveles van a aumentar». Ve imprescindible reforzar la actividad inspectora, para lo que pide al Principado «dotarse de personal cualificado y no recurrir a contratas».

El portavoz socialista, José María Pérez, opinó que las declaraciones de Lastra «son reflejo del compromiso del gobierno socialista para mejorar la calidad del aire en Gijón» y pidió al Ayuntamiento «una actuación más decidida impulsando el plan de movilidad y promoviendo el uso de vehículos menos contaminantes». David Alonso, de Xixón Sí Puede, confió en que las «medidas anunciadas, que han tardado demasiado, se ejecuten y no se queden sobre el papel». Aseguró echar en falta un mayor esfuerzo en lo que respecta a informar a la población afectada por episodios de contaminación.

Pablo González, del PP, ve clave «la negociación con las empresas». Aurelio Martín, de IU, pide que las autorizaciones a las empresas incluyan calendarios e inversiones concretas y que se agilicen los planes de movilidad local y regional. Y desde Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola aboga porque las licencias ambientales se revisen «con una periodicidad fija».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos