Los arquitectos abogan por establecer un precio fijo

Casas de La Tejerona, construidas en los años 50 por sus propietarios mientras el Estado pagaba los materiales. / DAMIÁN ARIENZA
Casas de La Tejerona, construidas en los años 50 por sus propietarios mientras el Estado pagaba los materiales. / DAMIÁN ARIENZA

El coste del informe de evaluación de edificios dependerá del tamaño de cada inmueble, «pues a más pisos, más horas habrá que dedicar a tomar datos, visitar las viviendas y elaborar del documento», explican desde el Colegio de Arquitectos. «Echamos en falta que la administración establezca un precio cerrado como sucede con la ITV, ya que garantizaría un servicio similar en todos los casos», añaden. En otras regiones el coste oscila entre 145 y 2.200 euros, según las dimensiones. La elaboración de cada informe puede llevar tres o cuatro semanas, por lo que los arquitectos confian en la flexibilidad en cuanto a plazos de las administraciones, ante la avalancha de solicitudes que se esperan en los próximos meses. No obstante, aseguran «estar preparados para asumir esa carga de trabajo». El colegio lamenta la falta de información a las comunidades, para lo que prepara una campaña propia, y cree que debería haber ayudas para las personas con menos recursos que deban subsanar defectos en sus edificios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos