Los arquitectos tendrán cinco meses para elaborar el plan de rehabilitación de barrios

Fernando Couto y Sonia Puente firman el convenio de colaboración para la rehabilitación de barrios degradados. De pie, los ediles David Alonso y Aurelio Martín. / AURELIO FLÓREZ
Fernando Couto y Sonia Puente firman el convenio de colaboración para la rehabilitación de barrios degradados. De pie, los ediles David Alonso y Aurelio Martín. / AURELIO FLÓREZ

El Ayuntamiento encarga al colegio profesional el diseño de la «hoja de ruta» para la inversión de 200 millones de euros en zonas degradadas

EUGENIA GARCÍA GIJÓN.

El Colegio de Arquitectos de Asturias dispondrá de cinco meses para establecer las bases de la rehabilitación de los barrios degradados de Gijón, un plan a diez años vista que contará para su ejecución con una inversión de 200 millones de euros. En palabras del concejal de Urbanismo, Fernando Couto, gracias al convenio de colaboración que se firmó ayer entre el equipo de gobierno y la corporación profesional se conseguirá establecer «una hoja de ruta que obedezca más a criterios profesionales que políticos y trascienda varios mandatos».

El Plan General de Ordenación (PGO), actualmente en fase de alegaciones, incorporará cuando se apruebe unos criterios de rehabilitación de barrios de Gijón que inyectarán a las zonas degradadas 20 millones de euros al año durante una década. Una rehabilitación que, según indicó la decana del Colegio de Arquitectos, Sonia Puente, irá «más allá» de la envolvente aislante de las fachadas y constituirá «una mejora integral del espacio público, no solo energética sino de socialización, de vida y de riqueza en los barrios». Para ello se constituirá un equipo multidisciplinar dirigido por arquitectos que actuará como «intermediario» entre el Ayuntamiento y la ciudadanía e interpretará las demandas de los vecinos para traducirlas en proyectos urbanos, ya que el Colegio de Arquitectos estima que los diagnósticos de urbanismo «ya no pueden realizarse exclusivamente desde el punto de vista técnico».

Compromiso con IU

El gobierno local cumpliría con esta inversión el compromiso político que adquirió con IU con objeto de que se sumase al acuerdo de la aprobación inicial del PGO en febrero de 2016. «Es una medida generadora de empleo intensivo y lo que necesitaba IU para dar el sí», afirmó su portavoz, Aurelio Martín, para quien con la firma de este contrato-programa «avanzamos en el acuerdo de un plan estratégico de los barrios que, después del plan de vías, es una de las cosas que más contribuirá a hacer modelo de ciudad». El pasado septiembre, la adhesión de IU y de Xixón Sí Puede -previa modificación de varios de los contenidos del PGO- resultó clave para el desbloqueo del plan de urbanismo que permitió encarar la recta final de su tramitación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos