Arranca el montaje de la nueva grúa de la terminal de graneles

La previsión es que la máquina, que supone una inversión de 4,9 millones, esté operativa en septiembre

E. C. GIJÓN.

Ayer comenzó el montaje de la nueva grúa de la terminal de graneles sólidos de El Musel (EBHI), cuyas piezas fueron descargadas tan solo un día antes, procedentes de las instalaciones de la compañía alemana Gottwald Terex, a la que fue adjudicado el citado equipamiento el pasado día 27 de septiembre de 2016, por 4,9 millones de euros. El plazo previsto para la entrada en servicio de la máquina finaliza el 1 de octubre, de manera que la constructora tiene un mes para cumplir sin retrasos y hasta es posible que se produzca un adelanto.

La rapidez en el montaje es importante porque la operativa de la terminal queda condicionada por esos trabajos. La razón es que la grúa móvil irá colocada entre los dos pórticos que quedan y mientras el montaje se produce no será posible dedicar los dos pórticos a un solo barco. De esa forma, si hay dos barcos atracados, uno será descargado por un pórtico y otro por el segundo y la grúa móvil alquilada que ya prestó servicio durante el último año. Sin embargo, si sólo hay un barco que despachar, será imposible utilizar en él ambos pórticos.

Tolva ecológica

También se encuentra en construcción, en ese caso por la empresa asturiana Talleres Silva, una tolva ecológica que permitirá depositar las descargas sin gran dispersión de materiales. La tolva fue adjudicada el mismo día que la grúa por 3,3 millones de euros y tiene idéntico plazo de entrega.

Al adjudicar ambas contrataciones, la Autoridad Portuaria, empresa que tiene la mayoría accionarial de la terminal granelera de El Musel, anunció que la capacidad de carga de la nueva grúa es de 63 toneladas y que cuando esté operativa la capacidad de descarga será similar a la que tenía la EBHI con los tres pórticos, estimación que no comparten los sindicatos representados en el comité de empresa.

Fotos

Vídeos