«El arte floral es amplísimo, que te premien es un lujo»

Carles Jubany Fontanillas, junto a dos de sus composiciones premiadas. / AURELIO FLÓREZ
Carles Jubany Fontanillas, junto a dos de sus composiciones premiadas. / AURELIO FLÓREZ

Carles Jubany se alzó con el primer premio de la Copa de España aunando tradición, diseño y cultura asturiana

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

La suya es la tercera generación familiar dedicada al arte floral. Una disciplina tan poco conocida como estética a ojos del espectador. Después de veintidós años dedicado a este oficio, el catalán Carles Jubany se alzó en la noche del sábado como ganador de la Copa de España de Arte Floral, celebrada en los últimos días en el recinto ferial Luis Adaro. Un reconocimiento que premió el trato a la flor, originalidad y estilo de seis trabajos muy diferentes entre sí.

«El jurado valora varios aspectos, desde la limpieza del conjunto hasta la elección de colores. También el riesgo de las ideas que ejecutes. El mundo del arte floral es amplísimo y que te premien de esta forma es un lujo. Era un reto que tenía en la cabeza y la satisfacción es muy grande», sintetizó Jubany. Pese a estar establecido en San Celoni, a cincuenta kilómetros de Barcelona, entre sus trabajos hubo varios guiños a la cultura asturiana: un tradicional dengue elaborado con anthurium, fritillaria, proteas y un 'Elogio del Horizonte' alegórico construido con rosas.

Ésta, según explica, no es la primera vez que Jubany se presenta a la Copa de España. Ya quedó en segunda posición hace más de una década, cuando participaba activamente en este tipo de certámenes. «Llegado cierto momento paré. También porque el sector bajó muchísimo y se dejaron de hacer copas, por lo que ahora era casi mi última oportunidad para llevarme el premio», explicó el florista.

Además del dengue y de la decoración del 'Elogio', los participantes en el concurso también tuvieron que realizar un ramo de novia, un trabajo de plantas y una mesa floral. En esta última, el jurado entregó cinco palés a los concursantes para realizar la base para después colocar las flores en una hora. Su propuesta, plagada de flores tropicales -heliconias, bromelias, anturios o amarantos- resultó una de las más llamativas.

Copa de Europa

Acompañaron a Jubany en el podio la vasca Irati Tamarit y la barcelonesa María Miras, segunda y tercera respectivamente. Con la consecución del primer puesto, además, el catalán se ganó la oportunidad de representar a España en la Copa de Europa de Arte Floral, un certamen que tendrá lugar en Polonia en 2020.

«Ese concurso me va a llevar muchísimo trabajo. Es el mismo planteamiento pero más estricto, ya que te encuentras con planteamientos muy diferentes de trabajar la flor. Cada cultura tiene sus matices, es como el mundo de la cocina», concluyó. El reto, sin embargo, se presenta atractivo para este heredero de una tradición centenaria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos