Asaltan cuatro pisos en la calle de La Suerte y en Viesques

Edificio de la calle de La Suerte donde los ladrones asaltaron tres pisos. / ARNALDO GARCÍA
Edificio de la calle de La Suerte donde los ladrones asaltaron tres pisos. / ARNALDO GARCÍA

Los delincuentes desmontaron las mirillas y utilizaron herramientas para reventar las cerraduras y apoderarse de joyas y dinero

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

La Policía Investiga los cuatro asaltos en viviendas perpetrados durante la mañana del jueves en un edificio de la calle La Suerte -en la zona centro- y en otro de la calle del concejo de Cudillero, en Viesques. En todos los casos, los delincuentes desmontaron las mirillas de las puertas y utilizaron una herramienta conocida como pico de loro para reventar el arco de seguridad de las cerraduras.

Actuaron por la mañana y no dejaron ni rastro, tal y como constataron posteriormente las inspecciones realizadas por los agentes de la Brigada de la Policía Científica. No se pudieron localizar huellas. E incluso los delincuentes se llevaron las piezas rotas de las puertas siniestradas con el objetivo de evitar dejar pista alguna.

En el inmueble de la calle de La Suerte donde actuaron accedieron a tres pisos de una misma planta, la segunda. En ninguno de los tres estaban sus moradores. Una vez en el interior, se apoderaron de joyas y dinero en efectivo. Huyeron sin levantar sospecha alguna entre los pocos vecinos que en ese momento se encontraban en el edificio -de reciente construcción- y entre los viandantes de una zona de gran afluencia.

En uno de los edificios entraron en tres viviendas de una misma planta

Banda itinerante

Los investigadores apuntan a que los robos son obra de integrantes de una banda criminal organizada e itinerante que se desplazan entre comunidades autónomas para perpetrar los delitos y huir una vez conseguido el botín. Las fuerzas de seguridad han desplegado durante los últimos días controles especiales en la entrada de la ciudad para controlar los vehículos ante la posibilidad de que aún puedan permanecer en la ciudad.

El método empleado en estos cuatro asaltos difiere del 'bumping' mediante el que en los últimos años fueron violentadas más de cien viviendas en Gijón. Con el 'bumping' los ladrones utilizan una llave maestra para conseguir accionar las cerraduras mediante varios golpes en lugares concretos. La mayoría de cerraduras violentadas son de la marca Ezcurra.

Durante el año pasado, la ciudad fue especialmente castigada en lo referente a robos en viviendas habitadas por la presencia de una grupo criminal asentado que reventó 60 pisos y que pudo ser desmantelado por la Policía Nacional el mes de abril tras ser sorprendidos in fraganti tres de sus integrantes cuando acababan de asaltar una vivienda en la zona centro. Desde entonces, los robos en Gijón se han repetido con cuentagotas. La Policía solicita la ayuda ciudadana ante cualquier movimiento sospechoso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos