La asamblea local de IU respalda la negociación de la moción de censura contra Foro

Faustino Sabio y Aurelio Martín, al inicio de la asamblea. / J. PAÑEDA
Faustino Sabio y Aurelio Martín, al inicio de la asamblea. / J. PAÑEDA

Trece militantes se abstuvieron tras cuestionar «las formas» del portavoz municipal, a quien acusaron de «boicotear» una posible confluencia

AIDA COLLADO GIJÓN.

La asamblea local de Izquierda Unida respaldó, con amplia mayoría, la negociación de una moción de censura con los demás partidos de la izquierda para desalojar a Foro del gobierno municipal. Lo hizo con 76 votos a favor y ninguno en contra. Pero estuvo lejos de ser una decisión unánime y sin reproches. Trece militantes se abstuvieron y cuestionaron -fueron quienes hicieron uso de casi todos los turnos de palabra- al portavoz del grupo en el Consistorio, Aurelio Martín. Todos respaldaron el último objetivo de la iniciativa, echar al actual equipo de gobierno, pero criticaron las «formas» en las que fue planteada la propuesta y que Martín no llevase «su ocurrencia» a la asamblea antes de hacerla pública.

En realidad, la lista de objeciones fue larga. Le acusaron de arrogarse el derecho de decidir cómo ha de ser el futuro gobierno local, después de que este dijese que debería ser tripartito; de desdecirse, por haber defendido hace menos de un año que el tiempo para presentar una posible moción ya había pasado; de plantear una pregunta trampa en la asamblea, porque -defendieron- «todos queremos echar a la derecha pero así no se hacen las cosas»; de pasarse de frenada por una cuestión de «oportunismo» y «personalismos». Le echaron en cara haber eludido el debate interno, la «falta de coherencia» y de «inocencia», ya que algunos hicieron públicas sus sospechas de que el órdago de Martín responde más a un intento por boicotear la posible confluencia con Podemos de cara a las próximas municipales que de dar un golpe de efecto a la política local. Entre los más críticos, el excoordinador de IU en Gijón, Marcos Muñiz, y el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la zona urbana, Adrián Arias.

«Ya me lincharéis cuando haya primarias, si me presento. Por qué no hablamos ahora de política», contestó Martín, quien además instó a a los asistentes elevar el debate. «¿Vais a reproducir la misma foto de hace tres años? ¿Este es el nivel?», preguntó enfadado.

Sí hizo alguna concesión. Pidió disculpas por «cuestiones de procedimiento» y reconoció su error en la gestión de los tiempos a la hora de hacer público el anuncio de la propuesta. Pero defendió la idoneidad y lo oportuno de la iniciativa, coincidiendo con la moción estatal al PP y la obligación de presentar un plan económico y financiero en el Ayuntamiento que, de lo contrario, será intervenido.

También el coordinador de IU en Gijón, Faustino Sabio, defendió la moción y quiso zanjar el debate: «¿Creéis que a la gente le interesa un pepino este tipo de milongas?».

Al final, tal y como ya habían anunciado, los más críticos se abstuvieron y el resto de los asistentes a la asamblea votaron a favor. Fue un tema controvertido, pero no tanto cómo el llamamiento de la dirección local y regional -en la asamblea también intervino el secretario de Organización, Alejandro Suárez- a que IU de Asturias mantenga su personalidad jurídica y se distancie de la organización confederal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos