«Asturias necesita una ley que regule la actividad y ataje las malas prácticas»

El coordinador de la Asociación Inmobiliaria de Asturias denuncia que «los cobros en B y la no tributación» son habituales en la región

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

A diferencia de otras comunidades autónomas, Asturias no cuenta con una regulación específica para ejercer la profesión de agente inmobiliario. Esta circunstancia fomenta la entrada al mercado de muchos trabajadores sin experiencia previa y una «desprotección muy seria» para el cliente, según confirman desde la Asociación Inmobiliaria de Asturias (Asocias). «No pedimos que se restrinja el acceso, lo que hay que buscar es que se pueda entrar en el mercado de forma libre pero cumpliendo una normativa y unos estándares mínimos. No para beneficiar al agente sino al mercado y al propio usuario», subraya César Nozal, coordinador de la asociación.

El objetivo del colectivo, que en la actualidad aglutina a 27 marcas de todo el Principado, es contribuir a la elaboración de una Ley de Vivienda. De esta se podría extraer una serie de normas que «regulen la actividad y atajen las malas prácticas», tristemente habituales en el gremio. En este sentido, tanto Cataluña como el País Vasco cuentan con legislaciones propias que registran a las empresas y ofrecen garantías al consumidor. Entre las medidas reclamadas está la creación de un registro de agentes inmobiliarios o la necesidad de suscribir un seguro de responsabilidad civil que «respalde al consumidor» en caso de error o mala praxis de la agencia.

Agencias online

Los agentes reclaman compromiso político para crear un marco local y regionalPiden la suscripción obligatoria de un seguro de responsabilidad civil que respalde al cliente

Otro asunto que preocupa a los integrantes de Asocias es la proliferación de operaciones al margen de la legalidad vigente. Esto es, con «cobros en B y sin tributar» a Hacienda. Las estafas, asimismo, también ha aumentado con la creación de las agencias 'online', que no cuentan con sede física y a las que resulta mucho más complicado reclamar en caso de necesitarlo. «Algunas personas piensan que como ahora se vende más hay que meterse en el negocio. Después abren muchas y cierran muy rápidamente. Y como el coste de acceso al mercado es muy bajo y no tienes que ofrecer ninguna garantía, no ocurre nada», asevera.

A nivel regional, la asociación busca el compromiso del director general de Vivienda, Fermín Bravo. En Gijón, esperan que Foro cumpla su promesa electoral de crear un registro «oficioso» de agentes. Sea como sea la fórmula, la intención de Asocias y de buena parte del sector inmobiliario asturiano pasa por abrir el debate político para asegurar el futuro y la calidad de los profesionales asturianos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos