El asturmexicano Antonio Suárez construirá 30 pisos de lujo con garaje en San Bernardo

Fachada actual de San Bernardo, 23. /AURELIO FLÓREZ
Fachada actual de San Bernardo, 23. / AURELIO FLÓREZ

El magnate proyecta el recrecido de la fachada diseñada por Manuel del Busto y abrir un acceso entre las calles Rectoría y Emilio Villa

MARCOS MORO GIJÓN.

El empresario asturmexicano Antonio Suárez (Oviedo, 1942), conocido como el 'Rey del Atún' por sus grandes negocios de pesquería en México, construirá treinta pisos de lujo con garaje en uno de los solares más codiciados de los que quedaban disponibles en el centro. El magnate, a través de su sociedad promotora Realidades del Pacífico España, acaba de cerrar la adquisición de un edificio de estilo ecléctico, obra del ilustre arquitecto gijonés Manuel del Busto, en el número 23 de la calle San Bernardo esquina con Emilio Villa.

La nueva promoción inmobiliaria, además de generar una importante bolsa de vivienda nueva en una de las calles más exclusivas y señoriales del centro, habilitará un nuevo acceso que conectará directamente las calles Emilio Villa y Rectoría. Para ello el proyecto edificatorio en marcha recuperará patrimonialmente el patio interior diáfano del inmueble, hasta ahora de uso privado, que empezará a dar un servicio público a la ciudad. De esta forma el patio privado que solía utilizarse como cochera se transformará en una nueva plaza gijonesa.

El desarrollo de la operación conllevará la salida en los próximos meses de los bajos del edificio de la pulpería A Feira y de la tienda de ropa Kilarny. Los arrendatarios de la cafetería El Convento y del pub Kitsch (en la trasera de Rectoría) ya cerraron hace semanas sus locales, conscientes de que no podían seguir explotando allí sus negocios por mucho más tiempo.

Más información

El presidente del Grupo Marítimo Industrial (MAR) quiere iniciar este mismo año las obras de recuperación y recrecido del edificio residencial, que se igualará en altura con las medianeras de los edificios colindantes. De hecho, su agente en la ciudad confía en poder tener concluida la promoción en dos años, para 2020. Los estudios geotécnicos determinarán si es posible, tal y como está previsto, construir dos plantas de garaje bajo rasante.

El céntrico edificio, que en las últimas décadas fue residencia y estudio de artistas y espacio expositivo de antigüedades, mantiene una protección parcial en la actualización del catálogo urbanístico del municipio. Su ficha establece que la posible ampliación en altura de este edificio deberá definirse a través de un estudio de detalle. En cuanto a los criterios de ordenación la normativa del catálogo recuerda que los planeamientos anteriores -tanto los anulados como el vigente- permitían la construcción de planta baja y cuatro alturas en todo el frente hacia la calle San Bernardo y de planta baja y cinco alturas en el resto del ámbito del solar.

El edificio deberá conservar su altura actual al menos en un 60% de su superficie. En su interior se ha de proteger su escalera, la fachada trasera hacia el patio y toda la estructura interior, que no se verá afectada por los aumentos de volumetría propuestos. Se indica expresamente que el promotor deberá poner en valor el patio posterior, permitiendo su acceso y visión desde la calle. También se remarca que la volumetría propuesta por el catálogo deberá ser redistribuida de manera que el edificio proyectado por Manuel del Busto mantenga su actual carácter de vivienda unifamiliar, concentrando la volumetría adicional a la de los edificios existentes hacia las medianeras.

Rosetones en la cúspide

El reconocido arquitecto asturiano Julio Valle Alonso será el encargado de redactar el estudio de detalle de este singular proyecto. Valle propondrá a los técnicos del Ayuntamiento rematar la fachada con frente a San Bernardo tal y como la diseñó originalmente Manuel del Busto a principios del pasado siglo y que no se llegó a ejecutar por falta de presupuesto. Los planos de alzado y planta principal de la época muestran una especie de vidrieras enmarcadas tipo rosetón superpuestas a donde acaba la cornisa actual. El arquitecto tiene experiencia en retos de este tipo, ya que recientemente culminó la reconstrucción de la cúpula de inspiración gaudiana que corona el conocido como edificio Siemens o Sarri, obra del arquitecto Miguel García de la Cruz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos