La Autoridad Portuaria elegirá a otro gerente para la rula ante la inhabilitación de Ana Presa

La Autoridad Portuaria elegirá  a otro gerente para la rula ante la inhabilitación de Ana Presa
Ana Presa Río. / E. C.

Anula el nombramiento al destaparse que fue condenada por llevar una doble contabilidad y falsificar facturas cuando dirigía el Matadero Central

M. MORO GIJÓN.

La Autoridad Portuaria dio ayer marcha atrás en la selección de la gijonesa Ana Presa Río, exdirectora general del Matadero Central de Asturias, como nueva gerente de Lonja Gijón. El equipo de Laureano Lourido anunció a través de un portavoz que el nombramiento realizado por el consejo de administración de la rula queda anulado al destaparse que la candidata elegida fue condenada por los tribunales por llevar una doble contabilidad y emitir facturas falsas. La Autoridad Portuaria, accionista mayoritario de LonjaGijón, elegirá a otro gerente y culpa del nombramiento en falso a la empresa consultora externa por ocultar la información de que Presa Río estaba inhabilitada para administrar empresas y, por tanto, para ejercer el cargo para el que fue propuesta.

La Autoridad Portuaria ha puesto de relieve que tanto la consultora como la propia candidata nombrada ayer por el consejo de administración de LonjaGijón ocultaron información que, de haberse sabido, no hubiera concluido en la selección de esta persona, a la que el juzgado de lo Mercantil número 2 de Oviedo impuso en 2016 una condena que la incapacitaba durante siete años para gestionar sociedades por llevar contabilidad B y falsificar facturas. La pena fue rebajada posteriormente a cinco años de inhabilitación por la Audiencia Provincial.

«En relación al proceso de selección abierto para la gerencia de LonjaGijón, y a la vista de la nueva información disponible en el día de hoy -que no había sido aportada por la empresa auxiliar consultora, ni por una de las candidatas seleccionadas- y dado que no se había procedido a formalización alguna, la entidad ha acordado continuar con el proceso tendente a cubrir la plaza mencionada», expuso un portavoz de la Autoridad Portuaria.

Durante el juicio por el procedimiento concursal, celebrado en octubre de 2016, Presa reconoció que entre los años 2011 y 2013 la empresa manejó una caja 'b' de contabilidad derivada de ventas y compras no declarados a Hacienda y facturas falsas que ascendieron a los 2,6 millones de euros, pero aseguró que se trataba de algo habitual en el sector y que en el caso del matadero se había llevado a cabo tras la primera solicitud realizada para entrar en concurso de acreedores y evitar quedar sin liquidez. La mayor parte del dinero, en torno al 70%, afloró mediante facturas falsas, acordadas por Junquera Bobes con proveedores de confianza y el resto se invertía en los gastos del macelo.

Salida de Arrizado

Se da la circunstancia de que el anterior gerente de la rula gijonesa, el gallego Simón Arrizado, fue despedido el pasado marzo por «pérdida de confianza» en su gestión. Arrizado se vio salpicado de forma indirecta por una investigación judicial. Unas escuchas a un grupo concreto de barcos que descargaban habitualmente sus capturas en la zona del Rendiello interceptaron una conversación comprometedora en la que se daba entender un acuerdo entre armador y rula para la ocultación de las ventas de cientos de kilos de xarda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos