El Ayuntamiento de Gijón asegura que los hosteleros mantendrán la fiesta de la plaza Mayor

Los osos durmiendo sobre lunas han sido el motivo escogido por Blachere para decorar la calle Corrida. / JORGE PETEIRO

Pese al anuncio del concejal de Festejos, algunos organizadores descartaban ayer que hubiera cambios sobre su plan de cancelarla

ÓSCAR PANDIELLO | IVÁN VILLAR GIJÓN.

«Habrá fiesta». El concejal de Festejos, Jesús Martínez Salvador, aseguró ayer que en Nochevieja los gijoneses podrán tomar las uvas en la plaza Mayor, con una celebración de idénticas características a las de los últimos años, con cotillón, barras en la calle y ambientación musical.

Después de que hace días los hosteleros que se han encargado de su organización desde 2011 anunciaran que este año renunciaban, cientos de personas trasladaron su decepción a las redes sociales, donde no tardó en hacerse popular la etiqueta #sialanocheviejaengijon. Martínez Salvador recordó que desde el primer momento el Ayuntamiento garantizó que, aunque los empresarios renunciaran a la celebración, se pondrían «los medios necesarios» para que quien quisiera pudiera dar la bienvenida a 2018 ante la Casa Consistorial. «Aunque no fuera una fiesta como la de los últimos años, sí habría campanadas, uvas y una o dos horas de música», explicó. Pero añadió que finalmente no será necesario recurrir al plan 'B'.

Noticias relacionadas

«Estos días hemos hablado con los hosteleros, que se han ido animando y, viendo la reacción popular, han decidido que van a seguir organizando la fiesta con la misma tipología que las últimas nocheviejas», aseguró. Divertia y el Ayuntamiento colaborarán con su organización también en términos similares a los de las últimas ediciones, haciéndose cargo de la cesión del espacio y de su posterior limpieza. «A las arcas municipales no le costará ni un euro más que otros años», apuntó. Pese al anuncio de Martínez Salvador, ayer alguno de los hosteleros que debían encargarse de la fiesta señalaban que sus planes con respecto a la cancelación no habían variado, si bien todo podría estar aún a expensas de una reunión prevista para mañana. Fuentes de Otea también aseguraban desconocer la existencia de cualquier acuerdo en este sentido entre los empresarios y el Ayuntamiento.

«Están lloviendo estrellas»

La plaza Mayor fue ayer sede, como marca la tradición, del acto oficial de encendido de los 1.400 elementos decorativos que engalanarán la ciudad durante estas fiestas. Al acto, celebrado a las siete de la tarde, acudieron decenas de vecinos y familias que se mostraron ilusionadas con la decoración de la plaza y sus calles aledañas. «¡Parece que están lloviendo estrellas!», afirmó un niño señalando a la fachada del edificio.

Para pulsar el botón de encendido acudieron varios alumnos de los colegios Jove y Honesto Batalón, que compartieron el momento con representantes de los partidos políticos locales, de la Unión de Comerciantes o de Otea, entre otros. «Estamos muy contentos de ver cómo ha quedado. El resultado de los arcos y las figuras tridimensionales es muy satisfactorio», anotó el edil de Festejos. En total, son 85 las calles que cuentan con motivos navideños, que cuentan con algunos guiños a Gijón y Pelayo.

Las lunas y los osos de calle Corrida, el Papá Noel de El Parchís y los arcos que adornan la ciudad estarán iluminados hasta el 7 de enero. Los fines de semana, festivos y vísperas de festivos estarán encendidas de 18 a 4 horas; y el resto de los días, dos horas menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos