El Ayuntamiento de Gijón asegura que soterrar hasta La Calzada no será obstáculo para el plan de vías

El Ayuntamiento de Gijón asegura que soterrar hasta La Calzada no será obstáculo para el plan de víasGráfico

Los técnicos buscan otras soluciones que convenzan a las tres administraciones para eliminar la barrera ferroviaria

PALOMA LAMADRID GIJÓN.

El Ayuntamiento no quiere dejar pasar la oportunidad de reactivar el plan de vías después de quince años de retrasos y parones. La petición municipal de extender el soterramiento hasta La Calzada ha trastocado el acuerdo inicial alcanzado con el Ministerio de Fomento y obliga a continuar las negociaciones, como reconoció el martes su titular, Íñigo de la Serna. Pero el concejal de Urbanismo, Fernando Couto, aseguró ayer que esta cuestión no va a ser un obstáculo para que la operación ferroviaria salga adelante. De la Serna está dispuesto a aportar 35 millones de euros para el proceso de integración del ferrocarril en la ciudad. El problema es que soterrar las vías hasta La Calzada mediante una tuneladora supondría una inversión superior a los cien millones (aunque evitaría mover los colectores, intervención que costaría diecisiete). La otra opción que manejan los técnicos es hacerlo en trinchera, lo que acarrearía unos gastos de 36 millones. Una cantidad más cercana a la que prevé el ministro, pero cuya solución constructiva no satisface a todos los grupos municipales y los representantes vecinales porque, señalan, no eliminaría por completo la brecha que divide a Gijón. En esta tesitura, el Consistorio aboga por buscar alternativas que convenzan a las tres administraciones. Es necesario explorar todas las opciones, aunque lo fundamental para el equipo de gobierno -y para el resto de fuerzas políticas y asociaciones vecinales- es acabar con esa cicatriz que recorre buena parte de la ciudad.

Los responsables municipales confían en las negociaciones con el ministerio sigan por buen cauce, como hasta ahora. Porque tanto De la Serna como la alcaldesa, Carmen Moriyón, mantienen una buena sintonía, tal y como han reconocido ambos en varias ocasiones. El contacto entre Fomento, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y el Ayuntamiento es permanente. Y el equipo de gobierno no quiere que se malogre esta comunicación.

Valora que Fomento se ha comprometido a destinar al plan de vías de Gijón más de 700 millones de euros, mientras que operaciones similares en otros municipios recibirán mucho menos. Es el caso de Santander, que se deberá contentar con 180 millones y Valladolid, que contará con alrededor de 400 para llevar a cabo la integración del ferrocarril en la ciudad.

Primer trimestre

Las tres administraciones implicadas en Gijón al Norte -la sociedad que gestiona la operación ferroviaria- mantienen su compromiso de sacar a licitación los proyectos durante el primer trimestre del año. Además, está pendiente la firma del nuevo convenio del plan de vías que sustituirá al que lleva vigente desde hace quince años y que se firmó cuando fue creada Gijón al Norte. Todo ello sin salirse de los parámetros de viabilidad económica que estaban recogidos en el primer acuerdo entre administraciones, tal y como aseguró Moriyón en la entrevista concedida la semana pasada al programa 'La Lupa', de Canal 10.

Unos ochenta millones de euros que debían soportar a partes iguales tanto Ayuntamiento como Principado por el 25% que aportan de capital a Gijón al Norte si no se vendía nada de suelo. Una cuantía que se rebajó a un máximo de 65 millones (de nuevo si no se vendía una sola parcela) de impacto económico para estas dos administraciones. «No nos importa retrasar unas semanas más la firma del nuevo acuerdo económico para encajar todas las piezas del puzzle y aprovechar una oportunidad histórica que tenemos al alcance de la mano y que, si se pierde ahora, ya no volverá jamás», expuso entonces la alcaldesa.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos