El Ayuntamiento cuestiona el plan de la Semana Negra y pide más aclaraciones

Uno de los puestos de venta de libros de la última edición. / PALOMA UCHA
Uno de los puestos de venta de libros de la última edición. / PALOMA UCHA

Intervención ve errores, cree que se pagó mucho por un documento que sigue sin hacer viable el certamen y no aclara el destino de 139.226 euros

R. MUÑIZ GIJÓN.

La Asociación Semana Negra presentó el 19 de octubre al registro municipal un plan de viabilidad que detalla cuentas, deudas y cómo liquidarlas. El ejercicio de transparencia era una de las condiciones exigidas en el convenio por el cual el Ayuntamiento se comprometió a financiar con 100.000 euros la edición que tuvo lugar el pasado julio. La asociación pidió ampliar la ayuda en 75.000 euros y fraccionar su pago, lo que quedó recogida en una adenda del acuerdo.

Los fondos quedaron bloqueados a la espera de una documentación que en las últimas semanas ha sido examinada por los funcionarios, despertando sus recelos. La Intervención General encuentra por ejemplo que incluso abonando la subvención a la Semana Negra le seguirían faltando 53.017 euros para cuadrar las cuentas de este año, «incumpliéndose ya en ese ejercicio el propio plan de viabilidad al no poder hacer frente a las deudas con proveedores que tras la negociación se comprometieron a liquidar de forma inmediata».

Ése y el resto del pasivo se iría arrastrando de modo que «se liquidaría la deuda total con la edición del evento del 2024, siendo necesarios ocho años para cumplir el objetivo». A corto plazo, uno de los alivios que la asociación dice haber logrado es una quita de 21.762 euros de parte de sus proveedores, además de aplazar en un año la liquidación de otros 51.296 euros, y en dos años otras facturas por 115.187 euros. Intervención recrimina que no se detalle quiénes son esos acreedores ni los importes de cada uno. «Dicho detalle es esencial, en aras de dar fiabilidad al plan de viabilidad aportado y de poder comprobar anualmente su cumplimiento en los términos planteados», considera.

La Intervención, como el Servicio de Relaciones con Otras Entidades, cree que «no se entiende» que el balance recoja 32.876 euros en tesorería que «no han sido destinados a minorar la deuda pendiente», ni computados en el plan. «Tampoco se entiende cómo se mantienen en caja y en efectivo 32.876 euros», añaden.

Desfase de cifras

A los técnicos tampoco les concuerdan las pérdidas declaradas en los ejercicios anteriores con la situación que ahora se presenta. Sumando los balances, la Semana Negra tendría unos fondos propios negativos de 192.297 euros. Sin embargo, declara que tiene pendientes de pago 331.263 euros. El desfase entre ambas cifras son unos 139.226 euros que «han sido generados como ingreso pero no han sido aplicados al pago del gasto, desconociéndose cuál ha sido su destino».

El documento cuantifica en 8.470 euros su propia elaboración, lo que «teniendo en cuenta que se limita a detallar en cuatro folios las previsiones » y que presenta las lagunas descritas, mueve a los funcionarios a sugerir que se revise si «dicho coste se encuentra dentro de lo que podemos denominar 'precio de mercado'».

La Interventora recuerda que presentar el plan «no soluciona los problemas del certamen» y aconseja ampliar el convenio para forzar a la Semana Negra a entregar sus acuerdos con los proveedores y la documentación que, año tras año, pruebe que va cumpliendo las previsiones.

Fotos

Vídeos