El Ayuntamiento de Gijón exige más arreglos para recepcionar la obra de Marqués de San Esteban

Interior de los soportales de Marqués de San Esteban. / ARNALDO GARCÍA
Interior de los soportales de Marqués de San Esteban. / ARNALDO GARCÍA

«No hay pavimento que resista el uso intensivo en la zona de concentración de locales hosteleros», sostiene la directora general de Infraestructuras

M. MORO GIJÓN.

El Ayuntamiento seguirá un tiempo más sin recepcionar las obras de remodelación de Marqués de San Esteban. El servicio de Obras Públicas considera que hay más defectos de ejecución que deben ser subsanados por la empresa OHL, la contrata que el próximo mes de enero cumplirá un año de presencia continuada en los soportales de la céntrica calle y aledaños.

La constructora tenía marcado por contrato un plazo de ejecución de cinco meses que no pudo cumplir. El mal acabado de las juntas del firme originó un problema de goteras en algunas plazas de garaje vinculadas a los portales 32 y 34 de la calle. Y por si esto no fuera suficiente recientemente ha tenido que volver a levantar toda la medianera de la acera, mal ejecutada, para incrustar una pieza de 30 centímetros de la misma piedra que sirviera para absorber las irregularidades del firme. También ha tenido que repetir el asfaltado de algunos tramos de la calzada. Todas esta lista de deficiencias constructivas, sumada al descontento de vecinos y comerciantes con aspectos relativos al resultado estético de la intervención y la suciedad del nuevo pavimento, han convertido a este proyecto en uno de los mayores problemas en la historia reciente de ciudad.

Los nuevos arreglos que ha ordenado el Ayuntamiento para poder recepcionar las obras ya son de menor entidad. Pequeñas roturas e imperfecciones en la acera exterior, en la transición entre la piedra y el hormigón.

Estas imperfecciones se corregirán en las próximas semanas. Sin embargo, ante la cercanía de las fiestas navideñas, es probable que se dejen dichos remates para enero. Una vez recepcionadas las obras, ya el próximo año, el Ayuntamiento encargará a Emulsa una limpieza profunda de la calle -sobre todo en las zonas cercanas a locales hosteleros- que se completará con un tratamiento especial de cristalización superficial. Solo entonces se acabará de colocar el mobiliario urbano.

La directora general de Coordinación de Infraestructuras, María López Castro, defiende el nuevo pavimento de hormigón continuo que sigue cosechando buena parte de las críticas por su suciedad. «No es que sea un material adecuado o inadecuado. Es que no hay pavimento en el mundo que pueda resistir ni repeler el uso masivo e intensivo que se hace en la zona de concentración hostelera de los soportales», sostiene la técnica.

Más noticias

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos