El Ayuntamiento ingresa 24.000 euros al día por las concesiones de espacios públicos

Gasolinera de Ceares. Tiene la concesión con un horizonte más lejano, hasta 2086, por la que en 2011 realizó un pago único al Ayuntamiento de 1.850.000 euros. / P. CITOULA
Gasolinera de Ceares. Tiene la concesión con un horizonte más lejano, hasta 2086, por la que en 2011 realizó un pago único al Ayuntamiento de 1.850.000 euros. / P. CITOULA

Los ingresos incluyen las tasas por vados, terrazas, andamios, quioscos y suministros y medio centenar de concesiones

IVÁN VILLAR GIJÓN.

La aplicación de una nueva tasa por el «aprovechamiento especial del dominio público local de las instalaciones de transporte de energía eléctrica, gas, agua e hidrocarburos», que gravará a las empresas energéticas por el uso de redes que atraviesen en la zona rural espacios públicos o comunales, será una de las principales novedades de las ordenanzas fiscales de 2018, junto a la aplicación de una nueva fórmula para cobrar a las empresas de telefonía móvil por la explotación de las instalaciones que tengan también sobre suelo municipal. Pero lo cierto es que el cobro por la ocupación de espacios públicos es ya una importante vía de financiación para el Ayuntamiento, que ingresa por ello casi nueve millones de euros. Más de 24.000 euros al día.

Casi la mitad de esa cuantía corresponde a las tasas que se cobran ya a energéticas y telefónicas, que se verán incrementadas en 2018 con las nuevas ordenanzas. Pero existen otras fórmulas de cobro por utilizar suelo municipal. Por la instalación de terrazas de hostelería, por ejemplo, el Ayuntamiento ingresó el año pasado 906.000 euros. Por los vados de garajes y de obras, así como por la reserva de aparcamientos en la vía pública -para labores de carga y descarga o para los huéspedes de los hoteles- se cobraron 965.000 euros.

Más noticias

La instalación de puestos de venta ambulante, barracas, espectáculos y atracciones o el desarrollo de actividades publicitarias o promocionales, entre otras, supuso para las arcas locales otros 229.000 euros. Algo menos que la colocación de vallas y andamios, que supuso para sus responsables el pago de tasas por un valor de 290.000 euros. Por casetas en la playa la recaudación fue de 15.000 euros; por la circulación de transportes especiales a través de la ciudad, de 45.800 euros, por quioscos, puestos de venta de la ONCE y similares, de 11.800 euros; y por surtidores y depósitos de combustible, 4.600 euros. La última cuenta general del Ayuntamiento cifra además en 540.000 euros las tasas cobradas por aprovechamiento del suelo público con contenedores de obra, grúas, cabinas telefónicas, máquinas expendedoras, cajeros automáticos y estaciones eléctricas, entre otros; en 124.200 las correspondientes al uso del subsuelo para canalizaciones, instalaciones de alta tensión o pasos de vehículos bajo la vía pública; y en 42.300 euro el aprovechamiento del vuelo con brazos de grúas o cables aéreos.

Contratos hasta 2086

El uso privativo de espacios públicos también genera ingresos a través de las concesiones. Actualmente hay en vigor algo más de medio centenar. Por algunas se cobra un determinado canon anual, semestral o mensual, de acuerdo a lo estipulado en cada contrato. Otros concesionarios hicieron a la firma de su correspondiente acuerdo un pago único por todo el periodo de explotación. Si se hace un prorrateo, la recaudación anual por este concepto ascendería a 566.000 euros, que si bien no es elevada en comparación con otros apartados sí garantiza un ingreso estable durante un amplio periodo temporal.

El contrato en vigor con un horizonte más lejano es el correspondiente a la gasolinera de la carretera de Ceares, junto a Los Pericones. Se firmó en 2011 con una vigencia de 75 años. El propio nombre del concesionario, Rocaldaro 2086, deja clara su fecha de extinción. La concesión conllevó un pago único de 1,8 millones de euros. Un año antes que la estación de servicio, en 2085, expirará la concesión de los terrenos de la subestación eléctrica de Mora Garay, por los que Hidrocantábrico Distribución hizo un pago único de 212.704 euros en 2013, para su uso durante tres cuartos de siglo. Hasta 2070 llega la concesión de los bajos comerciales de El Molinón (40 años, prorrogables por 20 más), por los que en 2010 se abonaron 610.000 euros.

Hasta 2066 se prolongan los derechos de explotación de los aparcamientos del Náutico (6.018 euros al año por las plazas y 8.317 por el local en superficie), El Arenal (6.702 euros al año) y Plaza de Europa (4.940 euros al año). El del paseo de Begoña, que paga el mayor canon de este tipo de instalaciones con 79.935 euros anuales, tendrá su concesión en vigor hasta 2052. Y el del Seis de Agosto (3.871 euros anuales) hasta 2037.

Este año se firmaron nuevas concesiones para los puestos de helados hasta 2026 (entre 2.400 y 16.400 euros al año según la ubicación) y en 2016 se hizo lo propio con el Palacio de La Llorea hasta 2066 (82.900 euros anuales de canon). Otras firmas recientes son la nueva adjudicación por un máximo de 30 años del camping de Deva (60.000 euros al año, de los que estará exento hasta 2021) y la concesión para la futura residencia del campus hasta 2056 por 40.000 euros al año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos