El Ayuntamiento de Gijón quiere que haya fiesta de Nochevieja

Belén inaugurado ayer en la sede de la Fundación Alvargonzález, en la calle Óscar Olavarría. / CITOULA
Belén inaugurado ayer en la sede de la Fundación Alvargonzález, en la calle Óscar Olavarría. / CITOULA

Festejos hablará con los hosteleros para que mantengan la cita en la plaza Mayor, mientras cientos de personas hacen campaña en redes sociales

A. SOLÍS / I. LLERA GIJÓN.

Después de dos décadas de uvas, brindis con sidras, cotillón y música, todo parece indicar que este año la plaza Mayor de Gijón no se convertirá en el escenario perfecto para celebrar la Nochevieja y despedir el 2017. La noticia, avanzada por EL COMERCIO, no ha gustado a quienes tenían la costumbre de tomarse las uvas ante el Consistorio. Por eso, usuarios de diferentes redes sociales como Twitter o Instagram han decidido movilizarse por una Nochevieja en Gijón. Y la etiqueta #sialanocheviejaengijion ya circula por internet.

Noticias relacionadas

La iniciativa partió de un modesto comentario en una publicación de la alcaldesa, Carmen Moriyón, en su cuenta de Instagram. Lo hacía al conocerse la negativa de los hosteleros a seguir haciéndose cargo del evento al no compensarles económicamente mantener la actividad que llevan asumiendo desde el año 2011.

Yola Berrocal

Más de quinientos usuarios se han sumado a la petición, que ha traspasado las fronteras asturianas y comenzado a propagarse a través de los populares 'stories'. Incluso, personajes como Yola Berrocal se han hecho eco de la petición.

Jesús Martínez, concejal de Festejos y presidente de Divertia, también se ha manifestado al respecto: «Todo el que quiera va a poder tomar las uvas en laplaza Mayor. Desde el Ayuntamiento, vamos a hablar con los hosteleros para que pueda haber fiesta», aseguró.

La gran repercusión de la iniciativa ha sorprendido hasta a algunos de sus propios impulsores, como el periodista gijonés Óscar Miguélez. «La gente está indignada, pero nadie se había atrevido a romper el hielo. Esperemos que sirva para que finalmente haya fiesta».

Miguélez asegura que «se pueden buscar soluciones para los problemas que haya, pero no celebrarla favorece a las fiestas privadas, más problemáticas y lejos del centro», explica al tiempo que reclama al Ayuntamiento que asuma una fiesta que reúne a gente «de todas las edades».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos