El Ayuntamiento de Gijón sancionará a los negocios que fomenten la violencia

La alcaldesa y los portavoces de los grupos municipales despliegan la pancarta contra la violencia en el balcón del Ayuntamiento. / PALOMA UCHA
La alcaldesa y los portavoces de los grupos municipales despliegan la pancarta contra la violencia en el balcón del Ayuntamiento. / PALOMA UCHA

Los grupos municipales unen fuerzas contra las agresiones y emiten una declaración que plantea una serie de medidas para atajarlas

PALOMA LAMADRID GIJÓN.

El balcón del Ayuntamiento lucirá todo el mes de agosto un cartel con el tema 'Contra todas las violencias'. Es un símbolo, la parte más invisible de una iniciativa en la que se han unido todos los grupos municipales. El objetivo es atajar agresiones como las ocurridas en Gijón en los últimos tiempos, de diferente naturaleza, pero todas igualmente reprobables. Los seis grupos acordaron colocar esta pancarta y difundir una declaración institucional que establece la «tolerancia cero» hacia estas actitudes. Según el texto, la «brutal agresión» sufrida por Germán Fernández el pasado 14 de julio «ha supuesto un aldabonazo en el imaginario colectivo de nuestra ciudad». Un ataque que condenaron, al mismo tiempo que ofrecieron su «apoyo incondicional» a los familiares y amigos del joven y subrayaron la importancia de investigar los hechos con la mayor celeridad posible.

Los representantes públicos aseguraron que no podían «permanecer en silencio ante la acción indiscriminada de un grupo de jóvenes perfectamente organizados para salir por la noche a agredir a quienes se encuentren a su paso». En unos casos, por razones ideológicas, en otras por rivalidades mal entendidas y, «en este, por simple divertimento macabro». Entre las propuestas incluidas en la declaración institucional figura el endurecimiento del control a determinados negocios. «El Ayuntamiento aplicará las medidas sancionadoras que sean de su competencia conforme a la legislación vigente frente a los establecimientos que fomenten o apoyen la violencia», recoge el texto.

Aún está por determinar cómo se llevaría a cabo esta vigilancia para evitar actitudes de este tipo. Y es que la iniciativa municipal solo es el punto de partida para comenzar un arduo trabajo que pretende reducir las agresiones en la ciudad. Además de aplicar las sanciones a rajatabla, el Ayuntamiento también prevé impulsar medidas en el ámbito de la educación. En concreto, Foro, PSOE, Xixón Sí Puede, PP, IU y Ciudadanos acordaron «establecer, desde la Concejalía de Educación, programas específicos especialmente dirigidos a Secundaria y Bachillerato frente al consumo de alcohol», encaminados a promover hábitos de vida saludables y la resolución pacífica de los conflictos.

Código ético para bares

El otro eje del paquete de medidas que plantea desarrollar el Ayuntamiento se circunscribe a los locales de ocio nocturno. De este modo, los grupos consensuaron «elaborar un código ético de buenas prácticas que incluya un decálogo de cumplimiento inmediato, que se ponga en práctica desde este mes de agosto a suscribir por los bares de copas de la ciudad». Por último, la Corporación manifestó su «voluntad de colaborar con el Gobierno de Asturias» en asegurar la presencia de personas mediadoras que «ayuden a solventar los conflictos por vías pacíficas».

Remarcaron que Gijón «no es una ciudad marcada por la violencia, pero en los últimos tiempos se han producido agresiones puntuales de género, homófobas, de carácter ideológico ultra o ligadas a una diversión mal entendida». Así las cosas, resulta imprescindible investigar a fondo «para averiguar quiénes alimentan este tipo de agresiones y de violencia». Esta declaración institucional fue leída en la sesión plenaria celebrada ayer. Partió de una propuesta inicial de Xixón Sí Puede, a la que hicieron aportaciones el resto de grupos. El portavoz de la formación morada, Mario Suárez del Fueyo, destacó que la sociedad gijonesa «está tomando conciencia y empieza a poner coto con tolerancia cero ante cualquier violencia». Asimismo, indicó que su grupo ya había mantenido contacto con hosteleros «y tienen voluntad de trabajar para erradicar estas conductas». Por su parte, el portavoz del grupo municipal socialista, José María Pérez, señaló que, en Gijón, existen «algunos problemas de seguridad que hemos venido viendo en los últimos tiempos y es necesario abordarlos con la utilización de todos los recursos públicos». En este sentido, apuntó que sería óptimo que «Delegación del Gobierno, lo mismo que sucede con la Policía Local, pusiera todos los medios disponibles para atajar estas situaciones».

Porteros de pubs y agentes

«Lo importante es que hemos ofrecido una imagen de unanimidad condenando este tipo de violencia», indicó al portavoz del grupo popular, Mariano Marín. Habrá tiempo para desarrollar las propuestas de manera consensuada para lograr la máxima efectividad. «La concreción la haremos poco a poco. Nuestra idea es estudiar qué está funcionando en otras ciudades», aclaró. Por ejemplo, potenciar la comunicación entre los porteros de locales de copas y la Policía, apuntó.

Aurelio Martín, portavoz de IU, también consideró prioritario «mandar un mensaje a la sociedad» contra la violencia. Y por unanimidad. El siguiente paso será desarrollar los puntos que recoge la declaración «con los sectores implicados», algo que requiere «colaboración por parte de todo el mundo». Para José Carlos Fernández Sarasola, es imprescindible acometer rápidamente las medidas relacionadas con el ámbito educativo. «No tiene sentido esta violencia gratuita. Hay que recurrir a la pedagogía y la educación», dijo.

Además, el presidente de Federación de Asociaciones de Vecinos de la zona urbana (FAV), Adrián Arias, consideró necesario que la ciudadanía «haga una reflexión profunda» sobre este tema. Al acto de colocación de la pancarta también acudieron miembros de Les Comadres, Mar de Niebla y XEGA.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos