Baldornón recupera su iglesia

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ofició la misa dominical en Santa Eulalia. / D. ARIENZA

Daños estructurales obligaron a cerrar el templo en 2013. Ahora se han estabilizado los cimientos y se ha reforzado la contención

G. POMARADA GIJÓN.

Las campanas de Santa Eulalia de Baldornón volvieron a llamar a misa ayer tras cuatro años de silencio. El templo parroquial abría sus puertas de forma oficial coincidiendo con la festividad del Rosario y en compañía del arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes. La celebración llegaba cuatro meses después de la finalización de las obras, iniciadas a raíz de unas grietas en los cerramientos verticales y en el pavimento interior. Los daños estructurales del templo provocaron su cierre en 2013 y, en ese momento, el párroco de Baldornón , José Manuel Alonso, iniciaba su particular cruzada para reparar Santa Eulalia. «Luchó lo indecible, fue al arzobispado las veces que solo sabe Dios y pasó muchas noches sin dormir. Si no es por él, sigue cerrada», destacó la secretaria de la asociación de vecinos, Montserrat González. Hace dos años comenzaban unas obras financiadas con la venta de terrenos del arzobispado en la parroquia y aportaciones de los propios vecinos. Sanz Montes destacó ayer en la homilía el esfuerzo de los habitantes de Baldornón y la importancia de los templos en la vida de las parroquias. Durante los años de cierre y reparación, las celebraciones religiosas tuvieron que trasladarse a la capilla del camposanto.

Los problemas del templo parroquial se remontan a hace dos décadas, cuando los vecinos comenzaron a detectar grietas. No obstante, fue en 2007, como recordaba ayer el párroco, cuando aumentó la gravedad de los daños. Santa Eulalia está situada sobre una ladera de fuerte pendiente, por lo que las obras se centraron en reforzar el muro de contención que evita el deslizamiento. A continuación, se estabilizaron los cimientos mediante la inyección de resinas expansivas y, por último, se acometió el saneamiento exterior del templo. En una segunda fase, los trabajos permitieron adecuar el interior de la iglesia, pórtico y torre. Pendientes de acometer quedan las obras en una escalera y el coro, que aún permanece cerrado.

Los orígenes de Santa Eulalia de Baldornón se estiman en el siglo XII y el templo conserva del románico capiteles del árbol del ábside. El arquitecto de la obra, Felipe Díaz- Miranda, recordaba que tras la Guerra Civil el templo fue reconstruido a finales de los 50 en una sextaferia y «la precariedad de medios ha tenido sus consecuencias en la actualidad».

Fotos

Vídeos