Balearia confirma que tiene interés en la autopista del mar Gijón-Saint Nazaire

Reunión entre las administraciones para abordar el futuro de la autopista del mar. / DANIEL MORA

«En las condiciones que ahora plantean, la línea podía llevar en servicio varios meses, pero a mí no me ofrecían garantías, me las pedían», dice Riva

E. C. GIJÓN.

Fuentes de la naviera Balearia confirmaron ayer su interés por la autopista del mar Gijón-Nantes en similares términos a los utilizados por el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, en el sentido de que el proyecto se encuentra todavía en fase de estudio y, por lo tanto, sin una decisión tomada al respecto ni, mucho menos, estimación de plazo para la hipotética recuperación del servicio.

La noticia de la posible recuperación de la línea fue acogida con satisfacción, pero también con escepticismo, por el presidente de la patronal del transporte por carretera Asetra, Ovidio de la Roza, quien advirtió de que ya en otra ocasión la conexión duró lo mismo que las subvenciones y habría que garantizar ahora mejor cosa.

Más crítico con el cambio de condiciones que ahora plantean las administraciones local, regional y del Estado para recuperar la línea fue el naviero Rafael Riva, quien aseguró que «con ayudas públicas para evitar pérdidas los primeros años, la línea podía llevar funcionando ya varios meses. Pero a mí no me ofrecían garantías, como ahora dice el consejero del Principado que hay que hacer, sino que me las pidieron. El Principado me negó un crédito de un millón para circulante, a pesar de que puse como aval mis propiedades, y eso frustró la compra del barco, para la que ya tenía financiación comprometida».

El transporte por carretera pide que la conexión dure esta vez más que las ayudas

Situación más favorable

La garantía de permanencia puede ser uno de los caballos de batalla del proyecto. Llorca no hizo ninguna referencia al respecto al anunciar el interés de Balearia por la línea y la disposición de las Administraciones a apoyarla económicamente «si fuese necesario», pero explicó que las circunstancias son ahora más favorables que en 2014, por ejemplo en lo referido al precio del combustible y al alquiler de los barcos. La referencia siembra dudas sobre cuál es el precio máximo que puede tener el petróleo para que la línea sea rentable, según el estudio contratado, no solo a corto, sino también a medio y largo plazo.

Fotos

Vídeos