Los bautismos de vuelo vuelven a La Morgal

Una de las aeronaves que participa en la actividad.
Una de las aeronaves que participa en la actividad. / E. C.

La Asociación de Ultraligeristas y la Falcon Air Academy calientan motores antes del Festival Aéreo, el 23 de julio

E. C. GIJÓN.

Faltan dos semanas para una de las citas más multitudinarias del verano gijonés, el Festival Aéreo de Gijón, que además de la exhibición de aeronaves sobre la bahía gijonesa ofrece diversas actividades para los ciudadanos y visitantes a nuestra ciudad: una de ellas son los bautismos de vuelo en La Morgal.

La Asociación de Ultraligeristas del Principado de Asturias (AUPA) y la Falcon Air Academy vuelven a poner en marcha los bautismos aéreos para todos los aficionados a la aviación que quieran sentir las emociones de los pilotos. Los interesados podrán elegir entre avionetas de AUPA y Falcon Air Academy, además de los ultraligeros de AUPA.

Los bautismos se realizarán en el aeródromo de La Morgal, en Llanera, y las plazas serán limitadas y por riguroso orden de inscripción, según informa el Ayuntamiento de Gijón en un comunicado. Los precios para esta edición serán 35 euros el vuelo en avioneta y 25 en ultraligero.

La diferencia entre ambas aeronaves es básicamente de capacidad, ya que en las avionetas tienen cabida tres personas más el piloto, mientras que en los ultraligeros solo puede ir una persona más el piloto. Existen unos requisitos de talla y peso que no se pueden superar por razones de seguridad y son los 85 kilos de peso y 1,85 metros de estatura.

Patrulla Águila

Estos bautismos sirven para ir creando ambiente en torno al Festival Aéreo, que este año se celebrará el próximo domingo 23.

La parrilla de participantes es aún provisional, pero se puede avanzar que sobrevolarán el cielo de Gijón la Patrulla Águila, la Papea, el Ejército de Aire Suizo con su 'PC 7Team' y el Superpuma Display, Los McDonnell Douglas EF18, un Airbus A400 MP y el OV-10 Bronco, entre otros modelos.

Desde la organización precisan que siguen buscando participantes que puedan aportar novedades. Y comentan que «intentaremos por todos los medios que aquellos aviones que el año pasado no pudieron volar, lo hagan este. Se trata de una deuda pendiente que tenemos el deber de saldar». Con esas expectativas, el espectáculo sobre la bahía estará garantizado una vez más.

Fotos

Vídeos