Bodas de plata con el mecenazgo y Cimadevilla

Directiva fundacional, con Juan Alvargonzález en el centro. / E. C.
Directiva fundacional, con Juan Alvargonzález en el centro. / E. C.

La Fundación Alvargonzález hace balance en su XXV aniversario y recuerda a las personas que la hicieron posible

E. C. GIJÓN.

La Fundación Alvargonzález, estrechamente vinculada desde su creación al barrio de Cimadevilla, y no sólo por tener en él su sede, cumple este año 25 años de existencia y lo celebra con la edición de un libro que sirve de balance y de recordatorio a las personas que promovieron su labor de mecenazgo cultural en Gijón.

Entidad volcada en la promoción cultural y en dar una oportunidad a jóvenes valores del arte, así como en la concesión de becas para estudiantes de distintas edades y niveles de enseñanza, los números no son, sin duda, lo más importante de la historia de la Fundación Alvargonzález, pero sí contribuyen a dar una idea fiel del trabajo realizado desde un punto de vista cuantitativo.

No obstante, Ramón Alvargonzález, director de la Fundación desde su creación y profesor de la Universidad de Oviedo con varios libros publicados sobre su especialidad, la geografía, pone el acento en los objetivos cualitativos de la entidad y recuerda que «un cuarto de siglo es un hito que merece una mirada retrospectiva y un recuerdo agradecido. La primera para tratar de corregir errores y aprovechar la experiencia para proyectos de futuro. Y el agradecimiento, para recordar que las instituciones duraderas se forjan durante generaciones, en una carrera de relevos en la que la vida pasajera de las personas va decantando, a lo largo del tiempo, los rasgos de la institución».

Efectivamente, varios son los primeros patronos que ya han desaparecido y, en ese sentido, Ramón Alvargonzález tiene un especial recuerdo para Juan Alvargonzález González (1919-2013), presidente fundador, «quien hasta su fallecimiento se entregó en cuerpo y alma a la consolidación de esta institución que hoy goza de reconocimiento dentro y fuera de Asturias».

La Fundación Alvargonzález ha otorgado 125 premios fin de carrera en la Universidad de Oviedo, Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Escuela Naval Militar de Marín y Escuela de Submarinos de Cartagena. También ha concedido un centenar de becas de investigación en el Museo Naval de Madrid, Real Instituto y Observatorio de San Fernando, Escuela Superior de la Marina Civil y Facultad de Filosofía y Letras, ambas de la Universidad de Oviedo. 270 niños del barrio de Cimadevilla han sido becados por la Fundación Alvargonzález para cursar estudios primarios y secundarios; 35 egresados de conservatorios superiores de música de nuestro país han conseguido becas para proseguir sus estudios en el extranjero, y su sala de exposiciones acogió 260 muestras de pintura, escultura o fotografía.

Por lo que a edición se refiere, ha publicado 60 libros de los campos de la historia marítima, la historia de Asturias y la historia de Gijón.

Fotos

Vídeos