Braña: «El Ayuntamiento no se puede parar»

La concejala Ana Braña, en su comparecencia de ayer. /  JORGE PETEIRO
La concejala Ana Braña, en su comparecencia de ayer. / JORGE PETEIRO

La izquierda rechaza cualquier cambio en las cuentas hasta disponer de una visión global de la situación económica a través del plan de ajuste Foro pide que el incumplimiento de la regla de gasto no interfiera en las modificaciones de la prórroga

IVÁN VILLAR GIJÓN.

La concejala de Hacienda, Ana Braña, consideró ayer que el anuncio del incumplimiento de la regla de gasto en 2017 no debe interferir en la aprobación de las modificaciones presupuestarias que el equipo de gobierno considera necesarias para atender cuestiones que se han quedado fuera del decreto de prórroga. Su postura contrasta con la de los grupos de izquierda, partidarios de posponer cualquier nuevo compromiso de gasto hasta disponer de una visión global de la situación económica y financiera del Ayuntamiento, a través del plan de ajuste que el Consistorio debe aprobar en los próximos meses en cumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria. PSOE e IU llevarán al Pleno de la próxima semana sendas iniciativas en este sentido, mientras Foro mantiene su intención de someter a la aprobación de los grupos en esa misma sesión plenaria las dos primeras modificaciones presupuestarias del año, por un importe de 17,2 millones de euros.

El objetivo del primero de estos trasvases de fondos, con cargo a un préstamo de 16,5 millones de euros que ayer mismo la junta de gobierno adjudicó al BBVA, es dar respaldo económico a inversiones ya comprometidas o en marcha. Entre ellas estarían las obras de Tabacalera, la construcción de la escuela infantil de Contrueces, la cubierta de la pista polideportiva del Cerro, la nueva sede de la Policía Local y una serie de actuaciones en instalaciones deportivas como el campo de fútbol femenino y la reforma de la pista de la Algodonera y del complejo deportivo de La Calzada. Habría además 5,1 millones para el programa de ayudas a fachadas, actualmente sin fondos, y 4,5 para atender los compromisos financieros con Gijón al Norte y la ZALIA.

Informe favorable

La segunda modificación que se llevará al Pleno de febrero, por 729.600 euros que se descontarían de las partidas de amortización de deuda, permitiría salvar 26 convenios con asociaciones culturales, empresariales y medioambientales, así como firmar una nuevo, de 190.000 euros, con el centro especial de empleo APTA.

«El informe de la Intervención a estas modificaciones presupuestarias es favorable y no nos pide que las detengamos. Superar la regla de gasto nos obliga a hacer un plan económico para volver a la senda del gasto, pero no se trata de que el Ayuntamiento se pare. Tiene que seguir funcionando», defendió la concejala de Hacienda, Ana Braña.

La socialista Marina Pineda, sin embargo, consideró que «no podemos seguir aceptar que el equipo de gobierno siga con una política de 'tira que libras'. Es imprescindible que pongan encima de la mesa todos los datos económicos y sus previsiones para los próximos cinco años antes de comprometer cualquier gasto».

«No vamos a aprobar ninguna modificación presupuestaria a ciegas», aseguró por su parte Aurelio Martín, de Izquierda Unida. Y el portavoz de Xixón Sí Puede, Mario Suárez, reclamó «una visión global de todo el año sobre qué van a destinar a inversiones y bienestar social. Y en base a eso tomaremos la decisión política más adecuada». Reiteró su rechazo a cualquier recorte en la renta social.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos