Un estudio revela que las trabajadoras municipales cobran un 14% menos

Asistentes a la jornada celebrada ayer en el salón de actos del Centro Municipal de El Coto, donde se presentó el estudio. / DAMIÁN ARIENZA

Parte de esa brecha salarial se explica por la menor antigüedad y las reducciones de jornada, mientras los hombres hacen más horas extra

Marcos Moro
MARCOS MOROGijón

Las trabajadoras del Ayuntamiento de Gijón cobran de media en torno a un 14% menos a la hora que sus compañeros hombres. Así lo avanza un estudio, pionero en la administración pública, que ha sido impulsado por el primer Plan del Igualdad del Consistorio dentro del pacto de concertación social. Se trata de cifras similares a las que se conocen en el ámbito estatal de otras administraciones públicas.

La investigación ha analizado datos retributivos referidos a 3.400 personas (40% de ellas mujeres) entre Ayuntamiento, organismos autónomos empresas de promoción y desarrollo (Divertia, Centro de Empresas y Empresa de la Vivienda) y empresas municipales (EMA, EMTUSA y Emulsa). El estudio revela que existen distintas formas de calcular la brecha salarial, entendida como diferencia entre las retribuciones medias de hombres y mujeres, en función de que se comparen los datos por grupos profesionales, departamentos, tipos de contratos y de jornada.

Según explicó María José Carretero, encargada de la elaboración de este trabajo, parte de esa brecha salarial viene explicada por razones objetivas como la menor antigüedad media de las trabajadoras municipales. También por la mayor presencia de jornadas parciales entre éstas para conciliar la vida familiar y las diferencias en los tipos de puestos desempeñados. Ellos también suelen hacer más horas extra que ellas.

Carretero, no obstante, afirmó que junto a estos factores objetivos también existen «discriminaciones directas o indirectas» por razón de sexo. El estudio refleja que para una misma clasificación profesional (grupo y nivel), los puestos más feminizados, que tradicionalmente han contado con una menor valoración social, parten de una retribución inferior. Otro elemento clave que destaca este trabajo, para explicar las diferencias retributivas, «es la elevada segregación» por sexo existente y el hecho de que los departamentos más feminizados sean los que cuentan con unas condiciones laborales y retributivas inferiores y los más masculinizados sean los que cuentan con un mayor número de complementos salariales.

La presentación del estudio de la brecha salarial estuvo enmarcada en una jornada que tuvo lugar en el salón de actos del Centro Municipal de El Coto. Fue con motivo de la celebración del Día Internacional de la Igualdad Salarial entre Hombres y Mujeres, con el que se quiere ejemplificar desde hace seis años los 53 días que una mujer tiene que trabajar más que un hombre para cobrar lo mismo.

«Dar ejemplo»

La alcaldesa Carmen Moriyón, que participó en dicha jornada junto a representantes de los sindicatos mayoritarios y Fade, defendió que «debemos exigir a las empresas para que no exista brecha salarial, pero la administración debe dar ejemplo exactamente de lo mismo». «Queremos que en Gijón no exista ningún resquicio por el que se escape la fortaleza y el talento femenino, y que siguiendo los principios constitucionales de no discriminación, igualdad y justicia, las mujeres y los hombres tengan unos salarios dignos y no discriminatorios».

La regidora de Foro aseguró que «gran parte de la sociedad piensa en las organizaciones publicas no existe brecha salarial y, sin embargo, existe, se analiza poco y sus consecuencias son muy nocivas para las mujeres».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos