Caballitos de mar 'made in' Gijón

Ejemplares nacidos en el Acuario en 2007.
Ejemplares nacidos en el Acuario en 2007. / JOSÉ SIMAL

El Acuario muestra por primera vez juntos a padres e hijos de Hippocampus abdominalis criados en sus tanques

E. C. GIJÓN.

No es la primera vez que el Acuario de Gijón logra criar en cautividad ejemplares de caballito de mar, pero sí la primera que consigue mostrar juntos a padres e hijos gracias a un tanque especiall en el que pueden alimentarse de forma independiente.

El nacimiento de los nuevos ejemplares se produjo hace aproximadamente un mes y medio, según informó a EL COMERCIO Susana Acle, bióloga del Acuario. A partir de ese momento, las crías son mantenidas en un tanque de cuarentena, a fin de extremar la vigilancia y facilitar su desarrollo. Ahora, una vez superada la fase crítica, en la que es más fácil que se malogren, ya están en condiciones de ser exhibidos adultos y crías en un mismo tanque, aunque conviven separados por una estructura cilíndrica.

Se trata de ejemplares de la especie Hippocampus abdominalis, que no es exactamente la misma que había conseguido reproducir el Acuario gijonés en 2007, aunque en ambos casos pertenecen a lo que genéricamente se conoce como caballitos de mar.

Según indicó Susana Acle, criar caballitos de mar en cautividad no es imposible, como ya había quedado demostrado en 2007, pero sigue siendo una operación «complicada».

Según explica la web del Acuario, «los caballitos de mar se caracterizan porque son los machos los que paren a sus crías después de llevarlas en su bolsa durante su desarrollo» y cita que «durante el cortejo realizan una danza muy característica con la hembra en la que exhiben su bolsa abdominal de manera exagerada».

Fotos

Vídeos