Del Cabrales al queso de nuez

Compradores se informan sobre los quesos artesanos. / A. FLÓREZ
Compradores se informan sobre los quesos artesanos. / A. FLÓREZ

El certamen de artesanos da a conocer nuevos sabores de las 80 clases asturianas

G. POMARADA GIJÓN.

Veintiún queseros artesanos de toda Asturias, desde Llanes hasta Sariego, pasando por Amieva o Grao, impregnan de olor este fin de semana la plaza del Marqués en su sexto certamen de degustación y venta. «Gijón es un punto estratégico por el turismo, a nivel individual es más difícil abrir mercado», cuenta la presidenta de la Asociación de Queseros Artesanos, Isaura Souza. En esta edición, al certamen se unen dos nuevos expositores. «Aquí vendemos todos un poco, que es lo bueno. La gente siempre repite». Entre los nuevos sabores, La Saregana desembarca con un queso curado de leche de vaca de Jersey. «Empezamos a cambiar la frisona por esta raza hace siete años porque dan más cantidad y calidad de leche», destaca Yaiza Rimada, encargada de la quesería.

Al sabor «cremoso, tipo provolone» de este queso se suman productos innovadores, aderezados con pimentón, nuez o avellanas, sin olvidar los tradicionales Cabrales, Gamonéu o Afuega l' Pitu. «De las ochenta variedades que existen, todos los asturianos deberían saber nombrar doce o quince quesos, son parte de nuestra cultura», afirma Souza. En esta edición, el certamen busca también los paladares de los más pequeños, con actividades que invitan a probar y entrar en contacto con el producto para después plasmarlo en forma de dibujos. La cita cuenta además con el aliciente del ya habitual concurso, que corona como mejor queso al más vendido durante el fin de semana. En 2016, el galardón recayó en Colleda, quesería de Vidiago que el pasado domingo se alzó con el premio al 'Mejor queso de Asturias 2017'.

Fotos

Vídeos