Cabueñes cierra el año con más pacientes en espera para operaciones y pruebas

Cabueñes pondrá en marcha una segunda resonancia magnética a finales de este mes o principios de febrero. / P. UCHA
Cabueñes pondrá en marcha una segunda resonancia magnética a finales de este mes o principios de febrero. / P. UCHA

Las listas de demora para intervenciones y análisis crecieron en 587 y 1.252 personas. La segunda resonancia se activará en febrero

PALOMA LAMADRID GIJÓN.

El Hospital de Cabueñes cerró el año con más demoras tanto en operaciones como en pruebas, aunque rebajó la lista de espera de consultas. Según los últimos datos publicados por el Servicio de Salud del Principado (Sespa), actualizados a 30 de noviembre de 2017, 3.481 pacientes aguardan por una operación en el centro hospitalario de referencia del Área Sanitaria V, 587 más que en enero. La especialidad que más retraso acumula es traumatología, con 734. Le siguen oftalmología, con 611 personas, y cirugía general y digestiva, en la que hay 529 pacientes a la espera de ser intervenidos.

También hay demora en urología (354 personas), ginecología (235), otorrinolaringología (200), cirugía plástica (165), maxilofacial (116), dermatología (51) y angiología y cirugía vascular (48). Dentro de los enfermos que aguardan una operación figuran 348 «transitoriamente no programables» bien porque hay motivos clínicos que contraindican temporalmente la intervención o porque ellos mismos han solicitado aplazarla. Otros noventa se encuentran a la espera tras rechazar ser operados en un centro alternativo al que les corresponde.

La demora media para someterse a una intervención quirúrgica en Cabueñes es de 59,67 días. Espacio temporal que se prolonga si se calcula la espera media del total de pacientes intervenidos del registro (incluye los retirados de la lista estructural), que asciende a 102,91 días. En cualquier caso, en ninguna especialidad se superan los seis meses, el plazo máximo que establece el decreto de demoras aprobado por el Sespa el año pasado. La mayoría (2.223 de los 3.481 enfermos en lista de espera) tardan tres meses como mucho en ser operados.

Cataratas y hernia

En cuanto a las operaciones más frecuentes, las de cataratas son las que tienen la lista de pacientes más abultada. En concreto, 406 personas están pendientes de someterse a una intervención de estas características. También tienen una elevada espera las operaciones de hernia inguinal y crural, con 161 enfermos en la lista. A escasa distancia, con 145 pacientes, está la cirugía para colocar prótesis de rodilla. El Hospital de Cabueñes también acumula retraso en la realización de pruebas diagnósticas. En enero, 4.036 análisis estaban pendientes. Cifra que se elevó hasta las 5.288 en noviembre. Es destacable el engorde de la lista de espera para someterse a una resonancia magnética. 1.197 aguardan su turno, lo que supone 753 que hace un año. El gerente del Área Sanitaria V, Miguel Rodríguez, explicó que en el aumento de la demora para realizar esta prueba puede haber influido el hecho de que, a finales de mayo, el hospital comenzó a utilizar una resonancia magnética móvil, que se instaló en uno de los aparcamientos contiguos al bloque de hospitalización. La decisión del centro de actualizar el software de la actual resonancia obligó a recurrir a esta solución provisional durante varias semanas.

El hospital diseñó un circuito interno de traslados, para que las molestias para los pacientes hospitalizados fueran las menores. La actualización del viejo equipo coincidió, en el tiempo, con la adquisición de una nueva resonancia que el hospital confía en tener operativa «a finales de enero o principios de febrero», tal y como explicó el gerente, puesto que la instalación del equipo ya ha terminado. La resonancia magnética de alto campo que se añadirá al equipamiento de radiodiagnóstico del complejo gijonés se utilizará para los estudios de neurología, hepáticos, angiografía, cribado de cáncer de mama, y para realizar pruebas de cardiología vinculadas a la unidad de hemodinámica del propio centro universitario. El precio estimado de la adquisición de este equipo fue de 1,6 millones.

También han crecido de forma notable la cifra de pacientes pendientes de ecografías y tomografías computadorizadas (TAC). En el primer caso, hay 2.518 usuarios a la espera de pasar por esta prueba, 275 más que en enero de 2017. En cuanto a los TAC que aún no se han efectuado, han crecido de forma similar (227 más), aunque el número pacientes en lista es sensiblemente más bajo (673). También empeoró la demora registrada para las colonoscopias, aunque de forma más leve. De 716 enfermos pendientes en enero se pasó a 735 en noviembre. Por el contrario, descendió el número de personas que esperan someterse a una mamografía. Hay 165 enfermos, es decir, veintidós menos que hace un año.

«Tenemos que mejorar. En la lista de espera para cirugía estamos a cero en demoras de más de seis meses, como desde mayo de 2017. En el caso de las consultas, hemos mejorado, pero tenemos que seguir haciendo esfuerzos en algunas especialidades», apuntó Rodríguez. Precisamente, la lista de espera para acudir a primera consulta en el Hospital de Cabueñes se ha acortado de manera importante.

118 días para el anestesista

En enero de 2017, el Sespa tenía a 17.053 personas pendientes de acudir al médico especialista. Al cierre del año, a falta de conocer los datos de diciembre, eran 11.745 los usuarios que se encontraban en esta situación. Es decir, que la lista menguó en 5.308 pacientes. La consulta más demandada es la de oftalmología, con 2.891 enfermos. En segundo lugar, está traumatología, con 2.038. Dermatología también acumula retraso, ya que 1.024 personas esperan acudir a primera consulta en el centro hospitalario gijonés.

El resto de especialidades cuentan con listas de espera mucho menos abultadas, por debajo del millar en todos los casos. En cuanto al tiempo de demora para acudir a las consultas externas de especialidades médicas, la media es de 51,91 días. En el extremo más elevado está anestesia y reanimación, cuyo período promedio se sitúa en 118,67 días, según los datos publicados por el Sespa. El resto de tiempos de espera son mucho más moderados y no sobrepasan los 73 días.

En noviembre, el último mes del que el Sespa ofrece información pública, los facultativos del Hospital de Cabueñes atendieron a 39.082 personas en consultas externas. El grueso se correspondía con el área de psiquiatría, por donde pasaron 5.911 pacientes. En segundo lugar, estaba traumatología, servicio que atendió 3.998 consultas.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos