Los cachorros de 'la manada' de Gijón, señalados como responsables de diversas agresiones

Yeray R., de 20 años, uno de los detenidos.
Yeray R., de 20 años, uno de los detenidos.

Miembros de la Corriente Sindical de Izquierda plantean que la agrupación se presente como acusación popular durante esta semana | Varios integrantes del grupo agresor, aficionados al boxeo, son señalados como responsables de diversas agresiones

Ó. P. / L. S. GIJÓN.

La agresión a Germán y sus compañeros no es la primera en el historial de Yeray R. e Imad A., los dos presuntos autores de la paliza que dejó al joven herido de gravedad durante la madrugada del viernes. Así lo confirmó la Policía tras detenerlos, apuntando a denuncias previas por lesiones y así lo corroboran varios testigos de sus agresiones. Distintos miembros del grupo de amigos, autodenominado 'la manada' en varias fotos subidas a las redes sociales, son aficionados al boxeo y visitan con frecuencia un gimnasio situado en el barrio de La Calzada. «Esto no sería un problema de no ser porque después utilizan la violencia contra gente inocente. Tienen vinculación con la extrema derecha y el grupo Ultra Boys. Solo hay que ver sus perfiles en redes sociales para ver las vinculaciones», explica un afiliado a la Corriente Sindical de Izquierda (CSI). Uno de sus integrantes fue atacado en la cabeza el pasado 29 de abril en Cimavilla y tuvo que estar dos semanas ingresado en el HUCA. «La descripción de los agresores es similar y el 'modus operandi' también. No se llegó a ninguna conclusión y la impunidad con la que quedó todo es increíble», subraya. En algunos de los perfiles en redes sociales, asimismo, se pueden leer lemas utilizados comúnmente por personas de afinidad fascista como 'Boia chi molla', que se puede traducir como 'verdugo el que abandona'. «Uno de los carteles de las peleas en las que participan, además, es de una tienda de ropa que vende camisetas con esvásticas. Ese es el ambiente», sostiene el sindicalista.

MÁS NOTICIAS

De cara a esta semana, por tanto, varios miembros de la CSI propondrán al sindicato personarse como acusación popular para que «se investigue si hay relación y abrir diligencias contra ellos». Las acciones legales, por tanto, tendrán que esperar a que la entidad de el visto bueno. Además de la citada agresión, el sindicalista sitúa a los detenidos en dos incursiones violentas al campo de la UC Ceares y a Cimavilla. Que uno de los detenidos sea de origen magrebí, sin embargo, no quiere que se emplee como motivo para que se sucedan «comentarios racistas», como los que dice haber visto en internet. «Tenemos ganas de que la gente de la ciudad tome partido para evitar más agresiones fascistas. Que no haya más impunidad con estas cosas», concluye.

La madre de Germán, por su parte, confirmó que desde que se produjo la agresión «varias personas se han puesto en contacto conmigo» para relatarle problemas previos con el grupo de amigos. «La gente que se haya visto afectada tiene que denunciarlo», afirmó Yolanda Fernández en conversación con EL COMERCIO.

La madre de Germán asegura que ha recibido llamadas de otras víctimas de estos jóvenes

Polémica en las redes

En las redes sociales de los detenidos se ha desatado la polémica. Varias fotografías de Imad A. fueron comentadas tras su ingreso en prisión para recriminar el ataque del que supuestamente fue autor. Amigos suyos, sin embargo, salieron en su defensa increpando al resto de usuarios. «Si lo dejó en coma es porque algo hizo. Imad te quiero, lucha, nosotros lucharemos por ti y mataremos a quien sea por ti», aseguró una de sus amistades. Viendo la afluencia de usuarios que acudían a su perfil tras la paliza, Imad A. decidió cerrarlo al público general.

Fotos

Vídeos