Dos cadenas hoteleras nacionales, interesadas en la sede portuaria del Muelle

Fachada principal de la antigua sede portuaria en el Muelle. / JORGE PETEIRO
Fachada principal de la antigua sede portuaria en el Muelle. / JORGE PETEIRO

Su compra obligaría a modificar el plan especial de Cimavilla, que no admite ese tipo de uso. La segunda subasta del edificio se cierra el martes

M. MORO GIJÓN.

Al menos dos cadenas hoteleras nacionales han trasladado a la Autoridad Portuaria de Gijón su interés en pujar por su antigua sede en el número 32 de la calle de Claudio Alvargonzález, en el Muelle. La segunda subasta del edificio, con un precio de salida de 3,04 millones de euros, se cerrará el próximo martes y entonces se verá si ese interés empresarial se concreta en ofertas en firme.

Si finalmente esta sede cambia de manos para ampliar la planta hotelera de la ciudad, el nuevo propietario tendrá que sortear una traba urbanística. Y es que el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de Cimavilla, por el que se rige este complejo con plazas de aparcamiento que en su día albergó oficinas y viviendas para directivos portuarios, no admite actualmente la construcción de hoteles en el barrio alto. La solución más rápida sería, según las fuentes consultadas en el Ayuntamiento, tramitar una modificación puntual de dicho PERI para dar cabida a ese uso hoy prohibido. Al parecer, el proyecto hotelero que se pretenda desarrollar ahí también tendría que resolver algún escollo relacionado con Costas.

Según ha podido saber EL COMERCIO, el industrial avilesino Ignacio Santiago Pereiras, que en el pasado intentó llegar a un acuerdo del alquiler con opción final de compra del edificio de la sede portuaria, fue convocado el pasado martes a una reunión con los actuales responsables de El Musel. Santiago Pereiras representa los intereses de la cadena NH en Asturias.

NH y Hotusa son las dos cadenas que suenan en este momento como las más proclives a competir por la adquisición del inmueble del Muelle, si bien ambas renunciaron a pujar durante la primera subasta, que quedó desierta, cuando el precio era un 15% más caro (3,58 millones).

El martes no solo se cierra el plazo de la segunda subasta de la antigua sede portuaria. Ese día también se conocerá si alguien ha pujado por la parcela propiedad del Puerto en los antiguos terrenos de Naval Gijón, que ha salido por primera vez a subasta a un precio de salida de 5,4 millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos