Las campañas de sensibilización ciudadana «ya no funcionan»

M. MENÉNDEZ GIJÓN.

Emulsa lleva muchos años realizando campañas de sensibilización entre los ciudadanos para potenciar el reciclaje pero se ha llegado a un punto en el que «ya no funcionan». Así lo indica la gerente de la empresa, Pilar Vázquez, que ve cómo apenas aumenta la gente comprometida con un sistema de recogida selectiva de basuras que en un principio se había 'vendido' como un acto ecologista. Incluso, la mayoría de los gijoneses confiesa que no recicla «por pereza», según las encuestas.

¿Qué otra opción queda para incrementar ese porcentaje? «Aplicar el concepto de quien contamina, paga», indica Vázquez. Ese concepto, trasladado a las basuras, sería el pago por generación de residuos, pero no mediante bonificaciones porque, «si bonificamos a todos los que reciclan, ¿quién paga el coste del servicio?», apunta la gerente.

Tampoco ve claro el llamado sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) que se aplica en los países nórdicos y Alemania, y que consiste en que el ciudadano devuelve los envases en una máquina que le paga por ello. «Solo admiten el 7% de los tipos de envases que existen. Además, al devolverlo tiene que estar perfecto. Si no lo está, hay que utilizar otro sistema. Si algún privado lo quiere poner, perfecto».

Fotos

Vídeos