El Camping de Deva invierte 171.000 euros en obras para la temporada alta

1. La piscina estrena sistema de depuración. 2. Las nuevas instalaciones que garantizan la calidad de las aguas. 3. La recepción incorporó detección automática de vehículos. 4. El supermercado tiene más capacidad y oferta. 5. Los baños, renovados y con sistema de ahorro energético.
1. La piscina estrena sistema de depuración. 2. Las nuevas instalaciones que garantizan la calidad de las aguas. 3. La recepción incorporó detección automática de vehículos. 4. El supermercado tiene más capacidad y oferta. 5. Los baños, renovados y con sistema de ahorro energético. / DANIEL MORA

El municipal gijonés, el mayor de toda la región, ha renovado piscina, accesos e interiores a la espera del permiso para su gran transformación

CHELO TUYA GIJÓN.

Más de un millón de euros en cinco años. Para levantar veinte nuevos bungalós, abrir tiendas de acampada de lujo, crear áreas deportivas, de autocaravanas, pabellón infantil y zona de mascotas. Con esa propuesta, Tony Amieva, gerente del mayor campamento turístico de la región, el Camping Municipal de Deva, ganó el año pasado concurso de explotación. Con el que renovaba una gestión que mantiene desde 2002 y planteaba la mayor transformación de las instalaciones desde su inauguración, en 1991. Por el momento, el proyecto está pendiente de recibir el visto bueno del Ayuntamiento de Gijón, «porque es muy complejo», pero eso no ha impedido desarrollar parte de las obras. «Sobre todo, para tener ya mejoras importantes este verano».

Más

Para Tony Amieva, el municipal de Deva «no podía volver este verano sin algunas modificaciones, ya que es un camping muy grande y tiene una gran respuesta del público». El montante más alto se lo llevó la obra de la piscina. «Es uno de los recursos más demandados, tanto por los clientes del camping como por la gente que viene aquí a comer y a pasar el día». La piscina necesitaba, apunta Amieva, «renovar todo el sistema de depuración, filtración y tratamiento de aguas». La Consejería de Sanidad visó el proyecto e impulsó los cambios que han costado 85.000 euros. «Si no lo hacemos, no nos hubieran dejado abrirla este verano y, ya digo, es uno de los grandes atractivos del camping, tanto para clientes como para visitantes».

Además de la piscina, han sido completamente remodelados los baños generales. «Necesitaban no solo una reforma integral, sino modernizar el sistema de agua e iluminación. Había que implantar los sistemas de ahorro energético, como los pulsadores lumínicos o los grifos con temporizador».

Una obra que ha supuesto un coste de 45.000 euros, solo diez mil más de lo que ha costado el nuevo sistema de control de acceso. «Hemos instalado una cámara que reconoce la matrícula, fotografía el coche y facilita la entrada o salida de forma automática». El equipo refuerza, asegura Tony Amieva, «la seguridad del camping. Hay un control automático de las entradas y las salidas. Se sabe, en todo momento, si el cliente está o ha abandonado el camping».

Pendientes de la wifi

La cuarta gran obra, por presupuesto y por repercusión entre los clientes, ha sido la ampliación del supermercado. «No solo ha ganado en superficie, sino que tenemos mucha más oferta», anuncia Amieva a la vez que cuantifica el gasto. «Han sido 6.000 euros».

Cuatro actuaciones iniciales que irán seguidas de la gran reforma del campamento. «Nosotros queremos empezar los trabajos cuanto antes. La idea era tener la mayor parte de las novedades listas para 2019, pero es cierto que el proyecto es muy complejo y requiere mucho detalle». A la espera de la decisión municipal, el gerente del camping de Deva apunta otra novedad, de las más demandadas. «Ya tenemos fibra óptica. Eso garantiza la wifi».

Temas

Gijón, Deva

Fotos

Vídeos