«No soy el cartel del PP a la Alcaldía. Queda mucho para elegir candidato»

Pablo González, en el salón de plenos del Consistorio. / JORGE PETEIRO
Pablo González, en el salón de plenos del Consistorio. / JORGE PETEIRO

Pablo González, portavoz del PP: «El electorado castiga al que da bandazos y Foro sabe que ha traicionado a sus votantes. Está deseando que el árbitro toque el final del partido»

CHELO TUYA GIJÓN.

Iba de número tres y se acaba de convertir en el uno. Tras el nombramiento de Mariano Marín como delegado del Gobierno, la portavocía del grupo municipal del PP queda en sus manos. Una decisión que ya ha modificado el tiro de Pablo González (Gijón, 1970). Tras su vuelta al Consistorio en 2015 (ya había sido concejal entre 2003 y 2011), la diana de las críticas de este economista han sido los concejales de Xixón Sí Puede. Como portavoz, su mirada se ha puesto ahora en Foro, grupo del que quiere recuperar los votos perdidos por su formación.

-¿Estoy ante el próximo candidato a la Alcaldía de Gijón por el PP?

-Está delante del nuevo portavoz del grupo municipal.

-Insisto... ¿Y candidato?

-Qué va, no soy el cartel. Queda mucho para elegir candidato.

-Las elecciones son en 2019.

-En política es fundamental centrarse en lo que estás haciendo. Yo soy concejal y, desde ahora, con el plus de portavoz. Eso te absorbe.

-¿Qué significa ser el portavoz?

-Estar en primera línea de fuego. Hasta ahora, con Mariano Marín como portavoz, yo le podía echar una mano, pero desde segunda fila.

-¿Está seguro de que usted estaba en segunda fila?

-Absolutamente.

-¿Y sus rifirrafes con XSP?

-Es parte de la obligación y labor de un número dos. El portavoz tiene una posición más institucional y siempre tiene algún concejal que es más guerrero. Por experiencia y por carácter no lo soy, porque me gusta consensuar y pactar, pero me tocó un papel que es fundamental en cualquier grupo político serio.

-¿Por qué le saca más de sus casillas XSP que otros?

-Porque Podemos entró en política creyendo que todo era una asamblea, que había que poner una urna en cada esquina. Pero las instituciones, que son las que dan seguridad a los ciudadanos, tienen sus reglas de juego propio. Unas reglas que, primero, Podemos no conocía, algunos siguen sin conocerlas; después ha querido cargárselas y, cuando ha visto que no podía, ha chantajeado a Foro para ir de la manita. Los de la nueva política, con ese perfil de no somos políticos, somos profesionales, evolucionan a la vieja política.

-¿El electorado no votó, precisamente, ese perfil de no político?

-Eso que ellos llaman nueva política es lo más viejo y casposo que hemos visto. Lo moderno es decir las cosas claras, no querer contentar a todo el mundo, porque eso es imposible, y cumplir tu palabra. No hacer política solo para los tuyos. Eso es muy sectario. En este Ayuntamiento lo vemos todos los días.

«Veremos el plan de vías»

-Si estuviera en el puesto de Moriyón, ¿qué hubiera hecho usted?

-Ella dice que gobernar es llegar a acuerdos, pero no aclara que lo hace a cualquier precio. Gobernar es tener una línea política transparente y hacer todo lo posible para no salirse de ella. Si lo logras con pactos, bienvenidos, pero si por acordar te desvías 180 grados has hecho un fraude a tus electores.

-Con la línea a la derecha, a Foro no le salían las cuentas para gobernar.

-Las cuentas habrían salido, porque no habríamos incumplido la regla de gasto.

-No me refiero a eso.

-(Risas) Sé lo que me quiere decir. Puede que no hubieran aprobado tantas cosas, pero la mayoría de lo aprobado por Foro va en contra de sus votantes. Y no nos engañemos, con la Ley de Grandes Ciudades la junta de gobierno tiene unas competencias enooormes. Moriyón podría haber hecho muchísimas cosas sin ceder al chantaje de Podemos.

-¿Por ejemplo?

-Ajustes en la estructura municipal. Todo lo que no sea plenario. Un ejemplo simbólico fue la que armó Podemos con la calle de la Merced.

-El nombre se mantiene.

-Sí, pero quedó en evidencia que no era competencia del Pleno, sino de la junta de gobierno. Muchas veces Moriyón cede de sus competencias, como el famoso boicot a Israel o la renta municipal.

-Esa renta a usted no le gusta.

-Hace falta ayuda, pero no esa.

-Entonces, ¿cuál?

-La renta municipal está desfasada, consolida las situaciones de exclusión. Se ha querido vender como efecto positivo que se invierte en el comercio local. Pero, oiga, ¿la única política posible para mejorar al comercio local es darles dinero directamente? Creo que no.

-Repito, entonces, ¿cuál?

-Apostamos por las ayudas de emergencia, que sean más claras, sencillas, rápidas. Ahora son un calvario. Oiga, facilitémoslas, que en Gijón nadie duerma en la calle, que todos tengan para comer. Hagamos políticas de empleo. ¿Cómo podemos haber caído en los planes de empleo?

-El desempleo en España se imputa al Gobierno central, del PP.

-Es un mantra eso de que hay más precariedad. El número de contratos indefinidos no hace más que crecer. Las grandes políticas de empleo hay que completarlas desde el Principado. ¿Quién crea empleo de verdad? Los empresarios. La política que funciona es la destinada a que las empresas vengan a Gijón, creen puestos de trabajo y fijen población.

-La entidades sociales dicen que este gobierno nunca dice no a un proyecto, pero luego no lo hace.

-Sí, en política social y en todas. La ciudad está parada. Lo grave es que Foro heredó una ciudad hecha a medida del PSOE y no solo no ha cambiado nada, siguió con lo malo de aquel modelo, sino que tampoco ha mantenido lo heredado.

-¿Veremos el plan de vías?

-Con toda seguridad.

-¿Se atreve con fechas?

-No, pero hay una apuesta clarísima del Gobierno central. Por escrito. Foro marea la perdiz porque no sabe qué recursos puede aportar.

-¿Cómo que no sabe?

-Porque dicen que no pasa nada con la regla de gasto, que con lo que tenemos en caja podemos pagar la deuda. Pero en los informes vemos que no: de los 130 millones, como mucho, podemos devolver 23.

-¿El resto?

-Con ahorros futuros. Es mentira tras mentira para tapar una ausencia de gestión. El electorado castiga al que da bandazos y Foro sabe que ha traicionado a su electorado. Está deseando que el árbitro pite el final del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos