Casandra, ejemplo mitológico clásico del repudio hacia las mujeres

L. BARBÓN GIJÓN.

La líder de Femen en España, Lara Alzácar, echó mano de la historia para referirse a los orígenes de la violencia de género. «El mito de Casandra es una ilustración fiel del repudio hacia las mujeres y de la falta de credibilidad y mérito que, tristemente, todavía experimentamos». La historia cuenta que Casandra, una joven de la realeza troyana, le pidió a Apolo poder predecir el futuro. El dios griego se enamoró de la joven y decidió concederle el don la clarividencia si ella le entregaba su amor.

Pero una vez atendido su deseo, la joven renegó de su amor por Apolo y el dios, enfurecido, decidió maldecirla. Dado que no fue incapaz de arrebatarle el don que le había concedido, sí dispuso que nadie creyera las predicciones que hiciera la joven.

Poco tiempo después estalló la Guerra de Troya y Casandra advirtió a los reyes y los pueblos sobre la tragedia que iba a suceder, pero nadie la creyó. Todas sus predicciones fueron despreciadas y la gente la consideró una lunática.

Fotos

Vídeos