Cenero despide el verano con la cita de La Amistad

Protagonistas del partido de fútbol entre monitores y acampados de Valdevimbre (León), que inició ayer la celebración del XXXII Día del Club La Amistad.
Protagonistas del partido de fútbol entre monitores y acampados de Valdevimbre (León), que inició ayer la celebración del XXXII Día del Club La Amistad. / AURELIO FLÓREZ

El concurso de postres caseros y la verbena, ganchos de hoy en busca del hermanamiento

E. C. GIJÓN.

Afirma la tradición que la del Cristo de la Abadía es cada año «la primer romería que Dios nos envía». Pero la asociación juvenil La Amistad, de Cenero, está también dispuesta a que sus fiestas sirvan de colofón a las muchas que durante el verano organizan barrios de la misma parroquia, como Trubia, Bateao o Fontaciera. La Amistad organiza este fin de semana el XXXII Día del Club, que sirve de reconocimiento a cuantos a lo largo del año colaboran en sus actividades. Ayer se inició con un partido de fútbol entre monitores y acampados en las colonias que durante julio tienen lugar en una finca propia de Valdevimbre, en León.

Este año fueron 127 los chavales que asistieron a los citados campamentos: 64 en la primera tanda, con niños y niñas de entre ocho y trece años, y 63 en la segunda, para adolescentes de entre 13 y 16. En principio, los vecinos de Cenero tienen prioridad para los campamentos, pero, en la medida de lo posible, se da también oportunidad a jóvenes de otras parroquias, que habitualmente tienen alguna vinculación con Cenero. Ayer fue el reencuentro entre los chavales y sus monitores, surgidos a menudo de campamentos anteriores, tras un curso de capacitación para acceder al equipo de orientadores.

En ese contexto, La Amistad no pierde ocasión para ampliar la convocatoria de hermanamiento a todo el vecindario, y años hay en los que son cerca de tres centenares de personas las que participan en los actos programados.

Hoy se celebrará un ya tradicional concurso de postres caseros, que en ediciones anteriores inspiró a una treintena de cocineros, y una verbena, a partir de las once, amenizada por el Trío Matizes. Previamente, a las ocho de la tarde, será oficiada una misa en memoria de los vecinos fallecidos.

Bailes regionales

Mañana habrá también misa. Será a la una de la tarde, en este caso cantada por el coro Vega de Poja, de Siero, y posteriormente habrá exhibición de bailes regionales, a cargo de los grupos de Castellares de Zaratán (Valladolid) y El Turruxón, de Cenero.

Fotos

Vídeos