El centro residencial Ballesol celebra su aniversario con música de gaita y tortilla de patatas

L. BARBÓN GIJÓN.

Desde que abrió sus puertas en 2005, la ocupación en el centro residencial Ballesol es un motivo que celebrar con gastronomía, buena música y muchas sorpresas. Las actividades comienzan hoy, a las 16.30, con un concurso de tortillas de patatas que dará paso a una espicha amenizada con música de gaita y tambor.

La tarde estará repleta de sorpresas intercaladas con la actuación musical de Ramón Corzo y la 'Rifa Marinera', que viene «con la mar de regalos», explica Beatriz Polo, trabajadora de Ballesol. También añadió que otro de los motivos que celebrar es «la cantidad de recuerdos que los residentes han ido depositando en cada rincón de este centro situado en Montevil».

Fotos

Vídeos