Los centros de salud harán el control del Sintrom de más de 3.600 pacientes

Usuarios del centro de salud de Contrueces, donde ya se hace el control del Sintrom. / CITOULA
Usuarios del centro de salud de Contrueces, donde ya se hace el control del Sintrom. / CITOULA

Contrueces, Montevil y la residencia Mixta de Pumarín ya iniciaron la descentralización de este tratamiento anticoagulante

LAURA FONSECA GIJÓN.

En breve, ya no habrá que subir a Cabueñes, ni tampoco enviar los análisis de sangre al hospital para saber qué pautas seguir. El control del Sintrom, un tratamiento anticoagulante aconsejado para enfermos con problemas vasculares y de circulación sanguínea, se hará en los propios centros de salud. La Consejería de Sanidad pretende que a lo largo de 2018 la medida quede implantada en todos los centros de Atención Primaria y reservar a las consultas del servicio de Hematología de Cabueñes solo los casos más complejos y los de aquellos pacientes que reciban la terapia por vez primera.

La descentralización supondrá un beneficio para los enfermos, que ganarán en tiempo y en calidad de atención. En el Área Sanitaria V son muchas las personas que reciben Sintrom. Según datos del director de Atención Sanitaria y Salud Pública del Área Sanitaria V, Álvaro González Franco, son más de 3.600 los pacientes que se someten a controles cada mes. Durante julio, se realizaron en los municipios de Gijón, Carreño y Villaviciosa 5.099 controles (muchos enfermos requieren más de una prueba mensual).

Desde inicios de año, dos centros de salud ya realizan sus propios controles y resultados. Se trata del de Contrueces, con cerca de 150 pacientes a tratamiento con anticoagulantes, y Montevil, con 91. A estos se ha unido también la residencia Mixta de Pumarín, donde hay 39 personas que requieren tomar el Sintrom y controlar su evolución de forma periódica. Según detalló González Franco, en estos tres dispositivos es el personal de Enfermería el que se ocupa de tomar una muestra de sangre mediante un pequeño pinchazo. A través de una aplicación informática se obtiene el resultado en el mismo centro de salud, por lo que después es el propio médico de familia el que establece la pauta a seguir, evitando así tener que enviar las muestras sanguíneas al Hospital de Cabueñes, como se venía haciendo hasta ahora. La idea es que a partir de septiembre, otros tres o cinco centros de Primaria se sumen a la descentralización, que será completa a lo largo de 2018 en toda el área sanitaria.

De los más de cinco mil controles mensuales que se llevan a cabo en Gijón, Carreño y Villaviciosa, el 30% se concentran en Pumarín, el mismo porcentaje en Puerta de la Villa y el 13% en Cabueñes. La descentralización no solo supone que los controles se hagan en el propio centro (hay varios que ya realizan las tomas de sangre) sino que también se procesarán los resultados.

Un 10% de la demanda total

El proceso de descentralización de este tratamiento, que antes solo se ofrecía en el Hospital de Cabueñes, comenzó a finales de 2016 mediante la colaboración entre las redes de Atención Primaria y Especializada, con el objetivo de mejorar la accesibilidad de la población a esta prestación y evitar desplazamientos. Para ello, se transfiere el seguimiento de los pacientes a los profesionales de los centros de salud, dotándolos previamente de la capacitación y tecnología necesarias.

El proyecto se inició en el centro de salud de Contrueces y este año se ha incorporado el de Roces-Montevil, además de la Residencia Mixta que gestiona el organismo autónomo Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias (ERA). La actividad que han asumido estos dispositivos para dispensar la terapia ha ido aumentando paulatinamente hasta llegar a representar, el pasado mes de julio, el 10% del conjunto del área sanitaria.

Ante la positiva evolución del programa y la adecuada coordinación con el Servicio de Hematología del Hospital de Cabueñes, la Consejería de Sanidad ha decidido continuar con la ampliación del modelo, al que se sumarán cuatro centros más en el último trimestre del año, con el propósito de culminar la extensión en la primera mitad de 2018.

Fotos

Vídeos