El cierre del club por Justo del Castillo sigue intacto pese a ocupar terrenos municipales

Funcionarios del Ayuntamiento de Gijón realizan en julio de 2016 el deslinde de la zona pública del club./
Funcionarios del Ayuntamiento de Gijón realizan en julio de 2016 el deslinde de la zona pública del club.

El Ayuntamiento de Gijón ordenó en el mes de julio de 2016 hacer el deslinde de su parcela, que afecta a la galería de tiro, pero no lo hizo efectivo

A. P. GIJÓN.

Jesús Kocina, en una asamblea celebrada el pasado verano, presentó a los socios de la entidad, y fue aprobado, un plan para alquilar por 25 años a Ganax el resto de las instalaciones del Chas. A cambio, la citada sociedad de encargaría de liquidar el problema del Chas Pádel y afrontaría una inversión de en torno a los 300.000 euros para sanear todas las instalaciones hípicas. Esos proyectos y planes, hasta la fecha, no han tenido desarrollo alguno. El presidente del Chas asegura, ahora, que está a la espera de firmar ese compromiso con Ganax, pero, antes, quiere llegar a un acuerdo con alguna entidad que tenga un proyecto deportivo para la zona. Asegura Kocina que son varios los interesados, entre ellos Santa Gadea, que ya explota en Gijón el balneario de Poniente y los bajos de El Molinón, aunque nada hay concreto hasta el momento. Sin embargo, reconoce que su «primera opción» es el Grupo de Cultura Covadonga.

A todo este embrollo se suma, también, el Ayuntamiento de Gijón. En el verano de 2016, técnicos municipales entraron en el Chas para hacer el deslinde de los terrenos públicos que ocupa la entidad hípica desde hace años, sobre todo la franja al lado mismo de la avenida de Justo del Castillo, zona vital para el desarrollo de los concursos internos y, también, para la galería de tiro, que se ve parcialmente afectada. Esa zona estaba, y sigue estando, con el cierre del club y con el uso exclusivo de sus socios, pese a ser, así lo entiende el Ayuntamiento, de propiedad municipal.

El deslinde se hizo, pero, desde entonces, no se ha movido una sola pieza, aunque se anunció en su momento que el cierre del Chas tendría que circunscribirse a su propiedad. Esa es otra de las muchas «incertidumbres» que el Grupo Covadonga tiene sobre la totalidad de la actual parcela de terreno del Chas que, por lo que parece y a medio plazo, reconocen, hace improbable un hipotético acuerdo de compra.

La adquisición de La Torriente, con ser transparente, ya trajo sus problemas y, desde luego, desde la entidad grupista no se quiere entrar en una operación como la del Chas, al menos como se presenta ahora, con tantos frentes abiertos. Kocina tiene previsto convocar a una asamblea del Chas en el plazo de un mes para explicar a los socios la situación actual del club y su futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos