PP, Ciudadanos y los vecinos de Poniente, en contra del parque empresarial en Naval

Lamentan que la ciudad «pierde una oportunidad histórica» para dinamizar con usos mixtos una zona está llamada a ser el nuevo centro de Gijón

M. MORO GIJÓN.

El PP, Ciudadanos y la asociación de vecinos Pando de Poniente expresaron ayer su rechazo al parque empresarial que quedará definido para los antiguos terrenos de Naval Gijón. Los dos grupos políticos y el colectivo vecinal coinciden en que la renuncia a los usos mixtos en ese espacio «supone la pérdida de una oportunidad histórica» para dinamizar la zona que está llamada a convertirse en el futuro centro de la ciudad cuando se desarrolle el plan de vías y la estación intermodal. Lamentan que el gobierno local y los grupos de izquierda sean ajenos a los exitosos ejemplos de regeneración urbanística de zonas portuarias que se pueden apreciar en otras ciudades europeas.

Mariano Marín, portavoz del PP, afirmó que es «absurdo y lamentable» que se excluyan los usos residenciales y hoteleros en Naval Gijón, teniendo en cuenta la transformación que se prevé para ese entorno en los próximos años. «Esa parcela va a quedar como una isla extraña», opinó, al tiempo que volvió a manifestar las dudas jurídicas de su grupo sobre la forma en que se está tramitando el PGO tras recibir la documentación de Urbanismo para las comisiones de hoy y el lunes previas al Pleno.

El portavoz de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, también razonó sus objeciones por la creación de un parque tecnológico fuera del ámbito de la Milla del Conocimiento. «Creemos que en la actualidad no hay demanda suficiente para todo el suelo que habrá disponible y alertamos de la burbuja de suelo destinado a parque tecnológico que estamos generando en esta ciudad, además de su dispersión», señaló. «Las industrias no aparecen solo porque haya suelo. Esta circunstancia provocará que este espacio siga abandonado y no sea urbanizado en el corto o medio plazo», pronosticó. «Además, dejarlo solo como espacio industrial provocará que esta zona no tenga vida fuera del horario laboral, quedando así condenada a ser una isla dentro de la trama urbana». A pesar de esta seria discrepancia, Sarasola cree que «el sentido de responsabilidad» finalmente primará en su grupo a la hora de votar el informe de alegaciones del PGO el día 20.

Desde la asociación de vecinos de Poniente, su presidente Javier Palacios incidió en estas mismas cuestiones afeando el cambio de criterio de Foro. «Naval será un parque científico. Sí señor, eso es dinamizar una zona. Los hoteles y las viviendas que las hagan en la ZALIA. Luego pasará como en Nuevo Roces: crear un barrio sin ninguna infraestructura y donde las hay pues creamos un parque científico. Es el mundo al revés», escribió ayer en redes sociales el dirigente vecinal. «Con esta decisión creemos que han condenado a la zona a ser un lugar muerto, un lugar que dada su situación y posibilidades podría dar a Gijón un salto cualitativo de proyección como han hecho otras ciudades que han regenerado sus espacios industriales. Es increíble la falta de miras», recriminó Palacios.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos