El Club de Tenis firma la compra de la finca del restaurante El Cañaveral

La junta directiva del Club de Tenis, con su presidente Félix Fernández a la derecha, rubricó ante notario la compraventa de los terrenos de El Cañaveral. / PALOMA UCHA
La junta directiva del Club de Tenis, con su presidente Félix Fernández a la derecha, rubricó ante notario la compraventa de los terrenos de El Cañaveral. / PALOMA UCHA

La entidad invirtió dos millones de euros en adquirir una parcela de 6.300 metros cuadrados para ampliar las instalaciones deportivas

P. LAMADRID GIJÓN.

«Después de un tiempo muy largo, por fin lo hemos hecho». El presidente del Club de Tenis, Félix Fernández, no podía ocultar su satisfacción por la compra de la finca que ocupaba el restaurante El Cañaveral, anexa a las instalaciones de la entidad. «Estamos encantados de haber realizado esta operación», que, tras dos años de negociaciones, se materializó ayer con la firma del contrato de compra, que supone «una inversión de dos millones de euros que el club pagará en 35 años». La parcela tiene una extensión de 6.300 metros cuadrados, que se emplearán en ampliar las zonas deportivas.

«Lo más importante es hacer una pista de tenis y otra de pádel cubiertas», indicó Fernández. Los responsables de la entidad no manejan un cálculo sobre lo que costará la construcción de estas dependencias porque hace más de dos años que habilitaron las últimas pistas. «Ahora tenemos que pedir presupuestos», añadió. El Club de Tenis ya utilizaba, desde 2012, parte de la superficie de El Cañaveral. Entonces, llegó a un acuerdo con la propiedad de la finca para alquilar una parcela de unos 3.000 metros cuadrados. Terreno que destinó a un aparcamiento y un campo de fútbol. Fernández manifestó su intención de ampliar el estacionamiento, que ahora cuenta con más de cuarenta plazas, con otra veintena. En la finca de El Cañaveral existe, además, «un local que es utilizable con unas pequeñas reformas». La idea es que esta construcción sirva para que los socios puedan organizar celebraciones de diverso tipo, como bodas y comuniones. Asimismo, los responsables del club tienen pensado construir un espacio lúdico para los más pequeños. «Lo más probable es que convoquemos un concurso de ideas», de modo que se acometa un proyecto de ampliación atractivo.

Con el terreno que quede libre tras la construcción de las pistas, el Club de Tenis estudiará sus posibles usos. Respecto a los plazos estimados para la ejecución de esta iniciativa, Fernández se muestra prudente: «Queremos llevarlo a cabo sin prisa, haciendo las cosas bien».

Obras en la entrada

La asamblea general de socios del Club de Tenis aprobó la compra de la parcela, por unanimidad, el pasado mes de abril. La operación no supondrá un aumento de cuotas extraordinario para los socios ni derramas ni admisión de nuevas altas. La adquisición de la finca de El Cañaveral requiere el desembolso de 9.000 euros al mes para hacer frente a la financiación.

Pero no es el único proyecto de mejora que prevé la entidad deportiva, fundada en 1963 y que actualmente cuenta con más de 2.000 asociados. El presidente indicó que también figura entre sus prioridades «la remodelación de la parte delantera de las instalaciones», la más visible. «Es una zona que está un poco desfasada y necesita modernizarse», señaló.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos