Colocan trampas para la plaga de procesionaria

Trampas para oruga procesionaria en Isabel la Católica./ARNALDO GARCÍA
Trampas para oruga procesionaria en Isabel la Católica. / ARNALDO GARCÍA

Parques y Jardines instala bolsas con tierra en pinos en los que se detectaron nidos de estas orugas para atraparlas y evitar que lleguen al suelo

M. MOROGIJÓN.

El servicio municipal de Parques y Jardines de Gijón ha puesto en marcha una campaña de prevención para acabar con la plaga de oruga procesionaria detectada en media docena de pinos del parque de Isabel la Católica. El cuidador de las aves del núcleo zoológico, José Luis García, fue quien dio la voz de alarma al descubrir en el suelo, en árboles localizados cerca de la avenida de Castilla, una posible infestación de estos insectos. Unas orugas que proliferan con la subida generalizada de las temperaturas y que suponen un auténtico peligro para los niños y los animales de compañía con sus pequeños pelos urticantes.

Para acabar con esta amenaza el Ayuntamiento ha instalado trampas en los troncos de los pinos donde se encuentran los nidos de procesionaria. Son como anillos de los que cuelga una bolsa con tierra a tres o cuatro metros del suelo. Estas bolsas sirven para engañar a las orugas que creen que han pisado suelo cuando en realidad están entrando en el dispositivo donde quedan atrapadas. Según explicaron fuentes de Parques y Jardines, es la primera vez que se actúa así en Isabel la Católica. Se busca, sobre todo, probar y conocer si el sistema es eficaz para controlar la plaga de insectos y evitar así problemas a los usuarios del parque.

Tala en Viesques

La aparición de una colonia anidada importante de procesionaria obligó el pasado mes de enero al Ayuntamiento a talar tres pinos en la urbanización La Quintana, en Viesques. La Unidad de Vigilancia Ambiental de la Policía Local tramitó el año pasado dos expedientes por plagas de este tipo.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos