«¿Por qué comer pescado da memoria?»

Arriba, un grupo de estudiantes observa la exposición de esponjas. Abajo, explicaciones sobre los estudios oceanográficos. /  JORGE PETEIRO
Arriba, un grupo de estudiantes observa la exposición de esponjas. Abajo, explicaciones sobre los estudios oceanográficos. / JORGE PETEIRO

Visitantes de todas las edades conocen los secretos de la mar en las jornadas de puertas abiertas del Oceanográfico

E. C. GIJÓN.

Alma Hernández, investigadora del Centro Oceanográfico de Gijón, acababa de mostrar un vídeo infantil sobre el desarrollo de la acuicultura y de las cualidades de los productos pesqueros a un grupo de visitantes de diferentes edades cuando se encontró una pregunta imprevista: «¿Por qué se dice que comer pescado es bueno para la memoria?». Todo el personal del Oceanográfico que colabora con las jornadas de puertas abiertas que ayer se iniciaron y que durarán hasta el mediodía del viernes pide a los curiosos que no dejen de preguntar cuanto les sugiera lo allí expuesto y Alma explicó que el fósforo es una de las aportaciones que realiza al organismo el consumo de pescado.

Poco antes, un grupo de adultos recibía explicaciones del director de la instalación oceanográfica local, Javier Cristobo, sobre cómo se realiza la cartografía del cañón de Avilés, y las dificultades de penetrar a más de dos mil metros de profundidad.

Aprender puede ser un juego o, al menos, algo divertido, y las puertas abiertas del Oceanográfico atraen este año a nada menos que 23 centros escolares, que anuncian un total de 684 visitantes. Entre ellos, alumnos del Centro Integrado de Formación Profesional del Mar, es decir jóvenes especialmente interesados en conocer el medio.

En la exposición, caracterizada por la variedad, se puede conocer el mundo de las esponjas, cómo se consiguen bacterias que eviten enfermedades en la acuicultura, utensilios para analizar los fondos marinos y las aguas a distinta profundidad, y hasta una muestra de la basura que el medio marino soporta.

El objetivo de todo ello es el mismo, proporcionar a personas que poco tienen que ver con la mar un poco de conocimiento de la misma, desde el convencimiento de que es más fácil respetar aquello que se conoce que lo distante.

Para hoy, además de la exposición, está anunciada una conferencia de Javier Cristobo sobre 'Ecosistemas vulnerables en las profundidades marinas: los campos de esponjas, a las 18.30 horas.

Mañana, de 16 a 17 y de 17.30 a 18.30, habrá un taller de arte gyotaku, sistema para estudiar la morfología de los peces que consiste en entintarlos y colocar encima un papel de arroz para, por presión, obtener una especie de dibujo a plumilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos