Los comercios aguardarán al verano para cobrar por las bolsas de plástico

Los comercios aguardarán al verano para cobrar por las bolsas de plástico

La Unión de Comerciantes no implantará su cobro obligatorio hasta que la legislación del Gobierno central establezca los precios y procedimientos

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

El pasado 1 de marzo entró en vigor una normativa comunitaria que obliga a todos los negocios de la Unión Europea a cobrar las bolsas de plástico entregadas por cada compra. La norma, sin embargo, no será aplicada en los negocios adscritos a la Unión de Comerciantes del Principado de Asturias al menos hasta que el Gobierno central apruebe una normativa «que establezca los precios a cobrar y los procedimientos».

Según ha reconocido el Ministerio de Medio Ambiente, este trámite podría dilatarse al menos hasta junio, una circunstancia que da margen a los negocios antes de implantar la nueva normativa. Con estas medidas se pretende poner freno a la masiva producción de plástico que afecta a la generación de residuos y su posterior impacto sobre el medio ambiente.

En el caso de los negocios asturianos, la medida ya lleva tiempo estudiándose. Algunos ya han decidido apostar por las bolsas de papel, ya por razones de marketing o para evitar el cobro de las bolsas a los clientes. «La opinión generaliza es no cobrar al cliente, no usar bolsas del plástico y cambiarlas por bolsas de papel o de tela, pero como no sabemos cuánto se va a cobrar por cada tipo de bolsa... Es algo que tiene que decir el Gobierno. A lo mejor es un cargo muy pequeño y sale más a cuenta, porque las de papel pueden ser más caras», expone Carmen Moreno, gerente de la Unión de Comerciantes del Principado.

Cabe destacar que las bolsas más finas y ligeras empleadas por razones de higiene o como envase primario de alimentos a granel seguirán siendo gratis. De momento, se baraja un abanico de precios de entre 5 y 30 céntimos, según el espesor de la bolsa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos