227 comercios se unen a la renta social

Representantes del Ayuntamiento, CaixaBank y la Unión de Comerciantes, en la presentación de la tarjeta que permitirá adquirir productos con cargo a la renta social municipal. / DANIEL MORA

Los beneficiarios de la ayuda podrán comprar en ellos con una tarjeta precargada | CaixaBank empezará a suministrar en agosto estos instrumentos de pago y prevé que en septiembre el sistema ya esté a pleno rendimiento

I. VILLAR GIJÓN.

227 comercios de la ciudad se han adherido ya a la renta social municipal, lo que permitirá a los beneficiarios de este programa realizar compras en ellos con cargo a la ayuda que reciban del Ayuntamiento. Lo harán a través de unas tarjetas similares a cualquier otra tarjeta de débito o de crédito, que serán suministradas por CaixaBank y en las que la Fundación de Servicios Sociales cargará el importe que le corresponda a cada beneficiario.

La entidad financiera está ultimando el funcionamiento de estas tarjetas, que prevé empezar a entregar en agosto. «En septiembre ya se estará trabajando con normalidad, con todas ellas en el mercado. Son plásticos muy simples, pero detrás hay mucho trabajo», explicó Iván Ardura, director de Instituciones de CaixaBank en Asturias. Se trata de tarjetas inteligentes que solo funcionarán en las terminales de cobro (TPV) que los comercios adheridos hayan registrado previamente ante la entidad financiera. Cada establecimiento solo podrá registrar un TPV, para facilitar un mayor control sobre su uso. Además, solo podrán utilizarse para adquirir los productos recogidos en las bases de la renta social, que van desde ropa, gafas, medicamentos y tratamientos odontológicos a electrodomésticos y reparaciones en el hogar, con limitaciones concretas de gasto en función del tipo de artículo.

Ardura destacó que el pago de las ayudas a través de estas tarjetas presenta varias ventajas con respecto a otros métodos como las transferencias directas o la entrega de vales para la adquisición de los productos. Por un lado, se evita «estigmatizar al usuario», pues paga en los establecimientos con una tarjeta como cualquier otra, sin necesidad de identificarse como perceptor de ayudas sociales. Por otro, «se garantiza que el dinero llega al beneficiario, lo que no ocurriría a través de ingresos en cuenta si por ejemplo hubiera un descubierto o un embargo, y que además se usa para el fin para el que fue concedido».

294 concedidas

En los próximos días se habilitará una página web (www.comprasrentasocialgijon.es) en la que los beneficiarios podrán consultar el listado y ubicación de los comercios adheridos al programa, que mostrarán además en sus locales un distintivo que les identifica como establecimiento colaborador con la renta social. El presidente de la Unión de Comerciantes, David Argüelles, se mostró muy satisfecho con el número de negocios que se han sumado al programa, toda vez que se habían marcado un objetivo inicial de doscientos establecimientos. Destacó el hecho de que estos establecimientos se distribuyan por toda la ciudad y no estén concentrados en un único espacio. Sigue abierta la campaña de adhesiones.

En lo que respecta a los beneficiarios, hasta ahora se han recibido 3.488 solicitudes para acceder a la renta social, de las que 532 ya han sido valoradas. De esas, 238 han sido denegadas y 294 concedidas, a la espera de disponer de las tarjetas para hacer efectivo el ingreso de la ayuda. 283 corresponden a perceptores de otras prestaciones como el salario social autonómico, pensiones o subsidios y las 11 restantes a familias con bajos ingresos procedentes de otras vías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos