Una comida de hermandad entre recuerdos de a bordo

Javier Santos Villagrá y Esteban Aparicio charlan con otro asistentes en la sede de la Comandancia de Marina. / DAMIÁN ARIENZA
Javier Santos Villagrá y Esteban Aparicio charlan con otro asistentes en la sede de la Comandancia de Marina. / DAMIÁN ARIENZA

Cuarenta veteranos de la mar celebran en la Comandancia de Gijón su decimotercer encuentro anual

LAURA CASTRO GIJÓN.

«La mili no fue tan mala. Si no la hubiéramos hecho, no nos habríamos conocido ni compartiríamos esta gran amistad». Esta es la conclusión a la que vuelven a llegar cada año los antiguos marineros de la Comandancia de Marina de Gijón cuando se reúnen para celebrar su comida de hermandad, según expresó el antiguo marinero Javier Santos Villagrá.

Un encuentro «emotivo» que comenzó con el recibimiento del subteniente Fernando Morán en la Comandancia. También asistió el concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, el excomandante José Rodríguez Alcalá y el segundo comandante en aquellos tiempos, Joaquín del Valle. «Son todos magníficos. Poder estar juntos los cuarenta marineros y las autoridades marítimas y municipales no tiene precio», señaló.

Tras la foto de familia en la Comandancia pusieron rumbo al Begoña Park para disfrutar de la comida de hermandad, no sin antes recibir la visita especial del exlegionario Manuel Campomanes.

«Nos invaden los recuerdos, especialmente los de quienes ya no están», comentaba emocionado Santos.

Temas

Gijón

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos