Comienzan los trabajos para derribar las naves de El Arbeyal

Una retroexcavadora, ayer en las inmediaciones de las naves. / E. C.
Una retroexcavadora, ayer en las inmediaciones de las naves. / E. C.

Mañana empezará a retirarse el fibrocemento de las cubiertas, el paso previo a su demolición antes de acometer el desarrollo residencial

I. V. / M. M. GIJÓN.

Los promotores del Plan Especial de Reforma Interior de Santa Olaya-El Arbeyal (PERI 01) han puesto en marcha los trabajos previos al derribo de las naves industriales ubicadas entre las calles Lucero, Pachín de Melás y Camino de El Arbeyal. Sobre este espacio se prevé la construcción de cuatro bloques residenciales en primera línea de playa, con capacidad para unas doscientas viviendas. Ayer las labores de los operarios se centraron en la limpieza de la denominada 'parcela 1', junto a las antiguas instalaciones de la empresa Fibratec, y la instalación de las casetas y medios auxiliares necesarios para el trabajo con amianto. Tras haber obtenido el permiso del Principado, mañana comenzará el desmontaje de las cubiertas de fibrocemento, tarea delicada que los promotores prevén que se prolongue hasta el lunes. Una vez que las edificaciones hayan quedado libres de amianto, se podrá iniciar su demolición.

De momento, los trabajos afectarán únicamente a aquellas naves donde la ocupación haya sido efectiva, toda vez que algunos propietarios siguen sin querer adherirse a la junta de compensación creada para la ejecución de este desarrollo residencial. Entre ellos están los dueños de Mármoles Santa Olaya, una empresa con 45 años de historia y que es la única que sigue en activo en las naves. Serán los tribunales los que fijen el coste real de sus parcelas y construcciones para el reparto de cargas y beneficios en el proyecto de compensación o a la expropiación de los bienes.

El derribo de las edificaciones podría prolongarse hasta final de año, para iniciar ya en 2018 las labores de urbanización, que irán en paralelo a la promoción de las viviendas. El plan especial fue promovido inicialmente por la constructora Bruesa pero ahora tiene como principal actor a la inmobiliaria Solvia, del grupo Banco SabadellHerrero. Prevé cuatro bloques de viviendas con terrazas escalonadas, similares a los edificios 'barco' de Poniente.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos