La Comisión Europea propone reducir un 30% la cuota de merluza

La Federación de Cofradías de Asturias dice que el problema se agrava con un mal reparto en España

E. C. GIJÓN.

La Comisión Europea acaba de hacer oficial su propuesta de cuotas de pesca para 2018 y los últimos informes científicos agravan las previsiones que existían a principios de agosto, cuando se esperaba una propuesta de reducción para la merluza del Cantábrico del 20% que ahora llega al 30%. El dato es muy preocupante para la flota asturiana porque la merluza es la especie que mayores ingresos proporciona a los pescadores, de forma que una reducción menos importante de la esperada en el caso del pixín o un incremento de las posibilidades de captura de gallos no palía el problema.

El resumen de la propuesta, que deberá todavía ser negociada en las reuniones del Consejo de Ministros de Pesca programado para los días 11 y 12 de diciembre, es, por lo que a las especies de mayor interés comercial se refiere, un recorte del 30% en la merluza y del 2% del pixín, y un aumento de chicharros y gallos que se cifra en el 21 y el 20 por ciento, respectivamente.

Aunque la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias confía en que la negociación permitirá mejorar algo las cosas, su presidente, Dimas García, pide ya un reparto más adecuado por artes de la que sea cuota definitiva, para no abocar a la flota tradicional a la desaparición. «La flota artesanal estaba pescando 150 kilos semanales por barco, que ya es poco, de forma que cualquier recorte resulta inasumible. Sin embargo, los arrastreros no llegan a la cuota que tienen asignada y, aunque el sobrante se redistribuye en los últimos meses del año, lo correcto sería asignar más cuota desde el principio a la flota artesanal. Ese sobrante es la prueba de que el reparto está mal hecho».

Las posibilidades de pesca de especies como la xarda, el bocarte o la sardina aún no están definidas, pero las perspectivas son pésimas. Tanto es así que Dimas García empieza ya a pensar en la necesidad de paros biológicos subvencionados. En el caso del bonito, las expectativas son más favorables.

Fotos

Vídeos