El comité de empresa de EBHISA acusa al Principado de aplicarles la reforma laboral

E. C. GIJÓN.

Vuelven los problemas laborales a la terminal de graneles sólidos de El Musel, cuyo comité de empresa criticó ayer la actitud del Gobierno del Principado con las empresas públicas en cuya gestión tiene competencias. A través de un comunicado, los representantes de los trabajadores afirman que «este gobierno, formado como bien sabemos por el PSOE, permite que la gerencia y el Consejo de Administración de EBHISA apliquen a su antojo una reforma laboral con la que el propio PSOE se ha posicionado en contra y ha anunciado que derogará si vuelve a hacerse con el Gobierno central».

El conflicto surge por «la aplicación a la plantilla por parte de la dirección y de manera unilateral de la jornada irregular aprobada en la última reforma laboral».

Según los sindicatos, «esta medida da libertad a las empresas para distribuir irregularmente un 10% de la jornada laboral anual», lo que en el caso de la EBHI, que trabaja con un sistema de turnos que cubre las 24 horas del día, «supone un cambio unilateral del calendario laboral aprobado en el convenio colectivo y, con ello, una merma muy importante en la conciliación de la vida familiar y laboral, ya que la empresa puede decidir, con cinco días de antelación, cuáles de nuestros días de descanso pasan a ser laborales».

El comunicado asegura que «EBHI llega a esta situación por una nefasta gestión empresarial en lo que se refiere a gestión de la plantilla», ya que considera que se están incumpliendo los acuerdos sobre promoción interna y, si se hubiera finalizado ese proceso, como correspondía ya al inicio de julio, se hubiera» minimizado las necesidades de falta de personal en determinadas categorías y la aplicación de la jornada «irregular».

Fotos

Vídeos