Competidores de la Semana Grande

Concurso de tiro con gomeru, en La Providencia. / PURIFICACIÓN CITOULA

La Providencia y Bateao celebran sus fiestas con «mucho tirón» y «en familia»

E. C. GIJÓN.

Las circunstancias han hecho que compitan con el programa festivo de la Semana Grande gijonesa, pero La Providencia y Bateao, barrio de la parroquia de Cenero, logran conmemorar a San Lorenzo y a Santa Juliana, respectivamente, sin complejos y con ganas de pasarlo bien sin exceso de bullicio y entre fieles. Por acuerdo inveterado entre Iglesia, Fundación Dionisio Cifuentes y representación vecinal, La Providencia celebra a San Lorenzo en el fin de semana más próximo al 10 de agosto, que es el día del santo.

Y los vecinos de Bateao están abonados al segundo fin de semana de agosto para conmemorar a Santa Juliana. Y eso no lo mueven por muchos conciertos de figuras relevantes que haya en la plaza Mayor, Poniente o Begoña, ni por la mismísima Noche de los Fuegos, que a su modo emulan porque, según el presidente vecinal de La Providencia, Manuel Louzao, es una de las cosas que más gusta.

Louzao se muestra inequívocamente satisfecho con «el gran tirón» que tiene La Providencia no solo durante las fiestas de San Lorenzo, sino también a lo largo de todo el año, ya sea para disfrutar «del mejor mirador del Cantábrico que tiene el concejo» o por devoción a «la única Virgen morena que tiene Asturias». En similar sentido, Ana María Rubiera, secretaria de la Sociedad de Festejos de Santa Juliana, destacó que «disfrutamos de concursos, juegos y verbenas en un ambiente familiar que nunca nos dio problemas. Tenemos un público fiel, pero, en cualquier caso, el buen tiempo es fundamental, por lo económico y porque te fastidia trabajar en algo y que la lluvia lo estropee».

Fotos

Vídeos