La compleja orografía eleva el coste del campo de fútbol femenino a 3,7 millones

La compleja orografía eleva el coste del campo de fútbol femenino a 3,7 millones

El proyecto contará con nueve vestuarios, lavandería, gimnasio y varios espacios de reunión enfocados a la gestión diaria del club

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

El parque de Los Pericones será uno de los nuevos ejes deportivos de la ciudad con la construcción del nuevo campo de fútbol femenino, un proyecto que ya comenzó a gestarse en 2016. El ambicioso plan, sin embargo, no consistirá solo en la construcción de un terreno de juego junto a La Cruz, sino que también se proyectan varias instalaciones dedicadas a los deportistas y a la gestión diaria de los clubs que ocuparán el espacio: el Gijón Fútbol Femenino y el Unión Club Ceares.

En relación a las obras, el último informe del Servicio de Arquitectura y Mantenimiento del Ayuntamiento ha puesto cifras a las actuaciones. Debido al irregular terreno sobre el que se asentará el nuevo campo, el presupuesto previsto para completar el proyecto asciende a 3,7 millones de euros, una cifra sensiblemente superior a la que se barajaba en un primer momento. Al asentarse en paralelo a La Cruz, se tendrán que eliminar los terraplenes y desniveles de la zona, una circunstancia que explica el sobrecoste del proyecto en comparación con la construcción de otros campos similares en otros puntos de la ciudad. Respecto a las instalaciones, los nuevos equipamientos previstos repercutirán notablemente en los jugadores y las jugadoras de ambos clubs. Así, se contempla la construcción de nueve vestuarios -seis para jugadores y tres para árbitros- y una serie de dependencias complementarias que no existen en la actualidad: enfermería, sala de toma de muestras, gimnasio, lavandería y aseos públicos.

Potenciar la Escuela Mixta

Para el terreno de juego y los márgenes aledaños, asimismo, serán reservados 6.200 metros cuadrados, mientras que la zona de gradas y los accesos ocuparán cerca de 1.200. Estas nuevas gradas tendrán capacidad para 400 espectadores, esto es, una cifra ligeramente superior a la que actualmente posee La Cruz, con capacidad para acoger a 300 espectadores sentados.

En el ámbito de la gestión deportiva, tanto el Ceares como el Gijón Femenino podrán contar con varias estancias dedicadas a este cometido. Así, se habilitará una construcción con sala de recepción, despachos y sala de reuniones. Este paso adelante en las condiciones de los deportistas repercutirá, además, en la Escuela Mixta de Fútbol, una proyecto impulsado conjuntamente por los dos equipos que forma «técnicamente y en valores» a decenas de jóvenes del fútbol base gijonés.

Por otro lado, está previsto que el Ayuntamiento acometa el pago de los 3,7 millones a lo largo de dos años. En 2018, el dinero llegará a través de dos vías: con el remanente de 2017 y con la cantidad fijada en una modificación presupuestaria en los próximos meses. En total, unos 280.000 euros. El grueso del pago, por tanto, se deja para 2019, cuando se tendrán que abonar los 3,5 millones de euros restantes.

Dentro de este presupuesto también están contempladas las obras de reposición en las múltiples áreas del parque que se verán afectadas tras levantar el terreno y asentar las nuevas construcciones. En el caso del nuevo campo, además, se trata de un campo de hierba sintética con unas dimensiones de 90 por 55 metros.

Quebradero de cabeza

Decidir el lugar más adecuado para este proyecto supuso un quebradero de cabeza para la Corporación municipal. La ventaja de la ubicación escogida -se llegaron a estudiar hasta seis localizaciones diferentes- reside en la inmediatez, ya que en las inmediaciones de La Cruz no es necesario esperar a la resolución definitiva del Plan General de Ordenación (PGO) para iniciar las obras. La otra localización que se barajó hasta el último momento fue junto a la glorieta de La Coría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos