Condenada a un año de cárcel la exnovia de Juanele por una denuncia falsa

Ana Espinosa, expareja de Juanele.
Ana Espinosa, expareja de Juanele. / Citoula

Le acusaba de haberle dejado una carta apenas unos días después de ser condenado a un año de prisión por la agresión con un bate de béisbol en la peluquería que regentaba

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

Ana Belén Espinosa, exnovia de Juan Castaño Quirós, Juanele, ha sido condenada a un año de prisión y al pago de una multa de 2.800 euros como autora de los delitos de falsa denuncia y falso testimonio. El titular del juzgado de lo Penal número 1 considera probado que interpuso contra su expareja una denuncia por quebrantamiento de la orden de alejamiento aún sabiendo que no era cierto.

Junto a ella, el magistrado condena a los dos testigos que llevó durante el juicio al exfutbolista por ese quebrantamiento de la medida cautelar dictada tras la condena de un año por el delito de malos tratos. Según la sentencia, ambos son autores de un delito de falso testimonio y les impone el pago de sendas multas de 1.400 euros, además del abono de parte de las costas procesales derivadas del procedimiento.

Además, de forma conjunta y solidaria, indemnizarán a Juanele –que estuvo representado por el abogado Guillermo Calvo– con la cantidad de 2.000 euros por los daños morales ocasionados. El juicio se celebró hace dos semanas. Durante el mismo, Ana Belén Espinosa mantuvo el discurso que ya hizo cuando ejerció la acusación particular contra el futbolista. La noche del 20 de junio de 2015 salió de casa y vio «destrozos en el parabrisas del coche», por lo que decidió ir a su peluquería «para comprobar si también sufrido algún desperfecto». «Llegué y me encontré con una carta escrita por Juan que había dejado por debajo de la puerta», aseguró, antes de añadir que se había puesto «muy nerviosa, tenía mucho miedo». En ese momento estaba acompañada, dijo, del testigo que ahora ha sido condenado por falso testimonio. «No tenía ningún interés en que Juanfuese a la cárcel, solo denuncié lo que pasó», señaló.

Y es que una condena por quebrantamiento de la medida de alejamiento impuesta por los malos tratos llevarían directamente a Juan Castaño Quirós a prisión. La denuncia interpuesta entonces por la mujer derivó en un nuevo juicio para el exfutbolista, del que salió absuelto. Sin embargo, acabó por ingresar en el centro penitenciario de Villabona después de que la Sección Octava de la Audiencia Provincial elevase la condena de malos tratos de los cinco meses iniciales al año y anulase la autorización para sustituir la pena de cárcel por la de tratamiento en un centro especializado por la patología mental que padece desde hace años.

Una carta escrita

El que fuera jugador del Sporting y de la Selección Española, cumplió el año de cárcel y salió del penal pocos días antes de que se celebrase el juicio contra su expareja. Declaró ante el juez como acusación particular y negó que le hubiese enviado carta alguna una vez que el juez le notificó la orden de alejamiento y comunicación. «Esa carta se la escribí unos meses antes, cuando dejamos la relación, porque quería volver con ella y además no ponía nada amenazante, al contrario», se justificó. La sentencia por la denuncia falsa para Ana Belén Espinosa no es firme, aún cabe recurso de apelación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos