El condenado por violar a una limpiadora en Nuevo Roces recurre la sentencia

Apela ante el TSJA por los once años de cárcel impuestos al considerar que se vulneró su derecho de presunción de inocencia

O. SUÁREZ GIJÓN.

Pablo F. M., el joven condenado a once años de cárcel por violar a una mujer en Nuevo Roces, ha recurrido la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) alegando error en la valoración de la prueba pericial y la vulneración de su derecho de presunción de inocencia. Fue juzgado en diciembre en la Sección Octava de la Audiencia Provincial por el delito de agresión sexual a una mujer de 51 años que se dirigía a su puesto de trabajo en el sector de la limpieza cuando fue abordada en un semáforo por el individuo a punta de navaje. La obligó a conducir hasta un descampado en Nuevo Roces y allí consumó la violación hasta en tres ocasiones.

«El testimonio de la denunciante, defendida por el abogado José Terente, además de la credibilidad que mereció a los componentes del tribunal por su apreciación inmediata, ha sido persistente, expuesto sin dudas o vacilaciones, rico en detalles espontáneos y coherente en todo momento, sin contradicciones inexplicables o groseras», recoge la sentencia, en la que se añade que el agresor sexual llegó a sacarle fotografías con su teléfono móvil mientras cometía el ataque. Durante el juicio el acusado, Pablo F. M., aseguró que confundió el vehículo de la víctima con un taxi y que una vez dentro, fue la mujer la que le propuso tener relaciones íntimas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos